Hay independentistas catalanes que se están tomando muy en serio la partida contra el Estado con el procés. Tanto que han creado un juego para que Carles Puigdemont alcance la presidencia de Generalitat. Con la estética del juego clásico de arcade Donkey Kong han creado PuigdeKong. En el que Puigdemont tiene que acceder al parlamento catalán para su investidura pero no puede porque un Rajoy, que ocupa el lugar de gorila que lanza objetos en juego de arcade, manda policías con porras y jueces. Para evitarlo, el jugador, como en el Kong original tiene que saltar a las figuras para subir escaleras arriba. El juego está disponible para móviles Android.

Mientras el Puigdekong es claramente un juego proindepentendista, con mensajes como “ningún tribunal aniquilará la voluntad del pueblo” o “todos somos Puigdemont” que salen cuando el personaje de Puigdemont pierde una vida,  el juego Puigdemont Go, que emula el conocido juego para móviles Pokemon Go, se coloca en el terreno de la equidistancia política según explican sus creadores en la plataforma Google Play de aplicaciones “Ni somos independentistas ni constitucionalistas. Nuestra única bandera es el humor”. Lanzado en el mes de diciembre ha sido actualizado con nuevos niveles la semana pasada. Entre las misiones del juego está ayudar “a Puchi a volver de Bruselas a Barcelona” y “esquivar a Arrimadas para alcanzar tu meta”. El personaje de Puigdemont dispara DUIs para evitar a sus enemigos. La aventura de Puigdemont sigue dando juego, mucho juego.