La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, no acudirá hoy a la inauguración de ARCO para expresar su disconformidad por la retirada ayer de la obra de Santiago Sierra Presos Políticos en la España Contemporánea, solicitada por Ifema y a la que el Consistorio se opuso. Fuentes municipales han indicado a Efe que la alcaldesa reivindica la existencia de la libertad de creación y ve como un «retroceso en la democracia» la retirada de esta obra, por lo que no acudirá hoy a la inauguración oficial sino que visitará la Feria Internacional de Arte Contemporáneo en otro momento.

Madrid no puede enviar un mensaje de que si un artista viene con su obra a la ciudad le puede ocurrir una situación como esta, señalan las mismas fuentes. La ex jueza calificó ayer de «penosa» y «partidista» la decisión de la institución ferial madrileña de pedir la retirada de la obra de Sierra a la galerista Helga de Alvear. Además, Carmena mostró su esperanza en que la situación se «arregle» y la obra, que ha sido comprada por el socio de Mediapro Tatxo Benet, «no se retire».

Bajo el título Presos Políticos en la España Contemporánea el artista madrileño muestra una serie 24 fotografías pixeladas de «reconocidos encarcelados» como Oriol Junqueras y de los jóvenes encarcelados acusados de agredir a dos guardias civiles en Alsasua (Navarra) o activistas del 15M. Pese a la posición en contra del Ayuntamiento, la junta rectora de Ifema avaló la decisión de la dirección de este recinto ferial, donde el 93 % del capital está dividido a partes iguales entre la Comunidad de Madrid, la Cámara de Comercio y el Consistorio, y el 7 % restante está en manos de la Fundación Montemadrid.

La dirección de Ifema justificó ayer su posición en un comunicado donde subrayaba que «desde el máximo respeto a la libertad de expresión», la polémica «que ha provocado en los medios de comunicación la exhibición de estas piezas, está perjudicando la visibilidad del conjunto de los contenidos que reúne ARCO». Está previsto que los Reyes inauguren a las 11.30 de hoy la 37 edición de ARCO, en la que exhiben sus obras 208 galerías de 29 países.

Posición del Gobierno

El Ministro de Educación, Cultura y Deportes, Íñigo Méndez de Vigo, ha garantizado que «el Gobierno no ha tenido nada que ver» en la retirada de la feria de arte contemporáneo ARCOmadrid del polémico montaje de Santiago Sierra ‘Presos políticos’ y ha admitido que, en este caso, «el remedio ha sido peor que la enfermedad» en alusión a la repercusión mediática.

«Si los que han tomado la decisión lo han hecho para evitar la polémica creo que han conseguido el efecto contrario (con la retirada) y que no se hable de lo importante (en relación a exposición de arte contemporáneo)», ha explicado Méndez de Vigo en una entrevista en Los Desayunos de TVE recogida por Europa Press.