No es nada nuevo. Cuando Esperanza Aguirre le pidió a Juan Cambreleng que se hiciera cargo de la dirección del Teatro Real él confiesa que lo aceptó y que ya existía la idea de fusionar el Teatro Real y el Teatro del la Zarzuela en un solo ente. “La intención era crear el gran teatro lírico español con la unión del Teatro de la Zarzuela al Teatro Real que estaba en pleno proceso de reinauguración tras una década de obras y muchos conflictos”, desvela a El Independiente el primer intendente del coliseo madrileño que accedió al cargo en febrero de 1997 y que fue el encargado de dar el pistoletazo de salida al nuevo teatro de ópera de la capital.

Parece que 20 años después estos anhelos de fusión se van a hacer realidad realidad mediante un Real Decreto que se aprobará el próximo mes de abril.

“Con esta fusión nuestra intención es fortalecer las dos instituciones. Pretendemos mejorar el ámbito de la lírica en España mediante las actuaciones conjuntas. Al final, uno más uno es más que dos», explica Ignacio García-Belenguer, director general del Teatro Real.

El nuevo ente pasará denominarse Teatro Nacional de la Ópera y la Zarzuela”

Pero, ¿cómo piensan bautizar al nuevo ente? ¿Quién va a perder su esencia a favor de quién? “Pasará a denominarse Teatro Nacional de la Ópera y la Zarzuela”, desvela García-Belenguer. Sobre quien va a perder su esencia nadie dice nada. De momento, la pretensión oficial es sumar, más que restar.

Indudablemente el primer escollo que tendrá que solventar esta fusión será el de la gestión. Mientras que el Teatro Real, durante los años de crisis, ha sido capaz de darle la vuelta a su presupuesto para no depender del erario público (de hecho en la actualidad cuenta con un 25% de subvenciones públicas frente a un 75% de financiación privada), el Teatro de la Zarzuela pertenece al Ministerio de Educación y su financiación pende casi al 100 por 100 del dinero público, tan sólo cuenta con un 5% de inversión privada.

En cifras, el Teatro Real dispone de 55 millones de subvención pública que se sumarían a los 35 millones de la Zarzuela. Noventa millones para gestionar el nuevo ente. “No se trata de confrontar de modelos, sino de conseguir un único modelo formado por la fusión de ambas instituciones. La suma de los dos presupuestos dará un resultante y un nuevo modelo de financiación”, desvela García-Belenguer.

La suma de los dos presupuestos dará un resultante y un nuevo modelo de financiación”

Un modelo de gestión que, de momento, es una incógnita. Como lo es qué pasará con el equipo del la Zarzuela, capitaneado por su director Daniel Bianco, que desembarcó con un nuevo proyecto con el que arrancó la temporada 2016-2017. Paradojas del destino, Daniel Bianco era director técnico del Teatro Real en 1997 y parte de su personal pertenece al mismo que reinaguró el Teatro Real.

Esta fusión es el resultado del las leyes de la naturaleza, el pez grande se come al pequeño. Desde el Real aseguran que con esta operación la Zarzuela saldrá reforzada. “Para agilizar su capacidad operativa se liberará de la gestión del Instituto Nacional de las Artes Escénicas y de la Música INAEM”, explican. Eso sí el edificio de Jovellanos, 4 permanecerá en las manos del Ministerio de Cultura y seguirá siendo la sede de la Compañía Nacional de Danza y del Ballet Nacional.

Desde que arrancamos el proyecto, nuestra esencia ha sido situar la Zarzuela y la lírica en el siglo XXI”

En el Teatro de la Zarzuela no lo viven como una decisión tan positiva. “Desde que arrancamos el nuevo proyecto, nuestra esencia ha sido, básicamente, situar la Zarzuela y la lírica española en el siglo XXI, ganar con ello nuevos públicos y enganchar a los jóvenes”. Para ello, se han renovado las propuestas con escenógrafos y directores de escena de primer nivel, así como las voces o los artistas, además han creado nuevos ciclos utilizando nuevos espacios, como las exitosas Notas del Ambigú, en las que este próximo martes, por ejemplo, la soprano Ruth Iniesta junto con el pianista Rubén Fernández Aguirre ofrecerán un homenaje al maestro Joaquín Rodrigo.

Giancarlo del Monaco, Frédéric Amat, Luis Pasqual, Paco Azorín, Ainhoa Arteta, Carlos Álvarez, Jorge de León forman parte de los artistas que han pasado por el Teatro de la Zarzuela en esta nueva etapa. Otro de sus grandes éxitos ha sido lograr que una dama de la lírica como Elina Garanca, protagonista habitual en Viena, París, Londres o Nueva York, cante por primera vez en Madrid. En una temporada y en lo que llevamos de 2017-2018 se ha creado la Tarjeta Joven hasta 35 años que ya usan 700 personas y se ha incrementado considerablemente el número de abonados. En la plaza de Jovellanos las entradas están subvencionadas, la butaca más cara de la Zarzuela cuesta 44 euros. “Ahora eso desaparecerá, claro”.

En la plaza de Jovellanos las entradas están subvencionadas, la butaca más cara de la Zarzuela cuesta 44 euros

Daniel Bianco tiene previsto reunirse este lunes 12 de marzo a las 10.45 horas con el secretario de Estado, Fernando Benzo Sáinz, para esgrimir sus razones y, si es posible, de alguna manera defender su proyecto puesto que su contrato permanece vigente hasta noviembre de 2020.

Respecto al Teatro Real, la programación de la temporada 18-19, que se presentará previsiblemente en este mes de marzo, se mantendrá sin cambios. Será en la siguiente cuando se aplique el nuevo modelo. “La previsión es que en la temporada 2019-2020 se pueda presentar una única programación de los dos teatros”, revela el director. La gran pregunta es: ¿Cómo se repartirán las cuotas entre ópera y zarzuela? ¿Qué pasará con el actual proyecto de la Zarzuela?