Han pasado tres meses desde que cuatros hombres acusaran a James Levine, director musical de la Metropolitan Opera de Nueva York, de abusos sexuales. Ahora, la organización ha decido cesarle tras confirmar que había participado “en una conducta sexualmente abusiva y acosadora antes y durante su trabajo en el MET”, tal y como asegura el diario Daily News de Nueva York.

“La investigación ha revelado que el Sr. Levine participó en conductas sexualmente abusivas y acosadoras hacia artistas que eran vulnerables ya que se encontraban en las primeras etapas de sus carreras y sobre los que el Sr. Levine tenía mucha autoridad”, añade el comunicado al que ha tenido acceso este medio.

Uno de ellos, Ashok Pai, aseguró que Levine, de 74 años, le había “agredido sexualmente cientos de veces”. Otra de la víctimas relató que sufrió abusos desde 1968 hasta casi los años 80. Por todo esto, el Metropolitan suspendió de funciones a Levina en diciembre y pese a que él ha negado rotundamente las acusaciones, tras una larga investigación han decidido despedirle “porque es inapropiado trabajar con alguien como él”.

El MET ha rechazado que se apunte a miembros de la Gerencia o de la Junta Directiva como encubridores. Finalmente, ha trasladado su compromiso por garantizar un lugar de trabajo “seguro, respetuoso y libre de acoso” para sus empleados y artistas.

La Metropolitan Opera de Nueva York suspendió a Levine el pasado mes de diciembre después de que tres hombres le acusaran de haber abusado sexualmente de ellos hace décadas, cuando eran adolescentes, según publicó entonces The New York Times.