El Valle de los Caídos durante una nevada

El Valle de los Caídos durante una nevada G. M. PIANTADOSI

Tendencias

Tormenta sobre el Valle de los Caídos

Sobre el destino del Valle de los Caídos se libra desde hace años una batalla. A las polémicas por su mal estado de conservación y por los dos millones de euros de déficit que genera a las cuentas del Estado, se suma el pulso entre los que no quieren que se toquen los restos y los que piden una de redefinición del monumento, el traslado del dictador y la construcción de un memorial en recuerdo de todas las víctimas de la Guerra Civil.



Vídeo: G. M. Piantadosi | Locución: M. Viciosa

En el punto de mira: el duelo de la comunidad benedictina y los descendientes de dos represaliados sepultados en uno de los osarios de la basílica. La justicia ha reconocido su derecho a una “digna sepultura». Sin embargo, la exhumación se ha retrasado durante meses por un un recurso interpuesto por la congregación ante la Audiencia Nacional y que finalmente se retiró.

Desde 1958 unos veinte monjes benedictinos son los encargados de custodiar el Valle de los Caídos. Construido por miles de represaliados por el franquismo, contiene los restos de casi 34.000 combatientes de ambos bandos.

Nada más terminar la Guerra Civil, en 1940, fue el mismo Francisco Franco quien ordenó la construcción de una basílica, un monasterio y un cuartel de las juventudes para perpetuar la memoria de las víctimas del bando vencedor.

Inaugurado en el vigésimo aniversario del final de la Guerra Civil, en el Valle de los Caídos la huella de Franco es indeleble. Fue él quien eligió a los arquitectos encargados del proyecto, Pedro Muguruza y Diego Méndez, y el lugar, el valle de Cuelgamuros.

Cuelgamuros es uno de los valles de la parte oriental de la Sierra de Guadarrama

A unos 50 kilómetros de Madrid, en el término municipal de San Lorenzo del Escorial, Cuelgamuros es uno de los valles que se abren en las laderas del monte Abantos y una de las zonas más frías de la Sierra de Guadarrama, donde las formaciones graníticas se mezclan con los bosques de nogal y pino.

Se trata de un lugar con fuertes implicaciones con la historia de España, con la Monarquía y con el Imperio español. El monasterio del Escorial, donde descansan los restos de los reyes desde la época de Felipe II, dista apenas unos 15 kilómetros.

Hay quien considera el Valle de los Caídos una exhibición más del régimen franquista, sin embargo, es uno de los monumentos más visitado en España, con más de 250.000 entradas vendidas cada año. Hoy pertenece al Patrimonio Nacional, pero la autoridad sobre la basílica la ejerce esta comunidad benedictina que depende de la congregación de Solesmes en Francia.

Comentar ()