No estaba en ningún pronóstico ni en ningún cálculo. Pedro Sánchez fue enterrado, muerto y sepultado. El aparato de su propio partido, apoyado por importantes medios de comunicación, fue a por él. Los mismos que no querían que ganara las primarias con las que se hizo de nuevo con las riendas del partido. Pedro ha contado con pocos apoyos mediáticos.

Una consultora independiente, que ha llevado la comunicación a políticos de primer nivel y que prefiere no dar su nombre, considera que Pedro Sánchez ha recibido más apoyo entre los medios de derechas que entre los considerados de izquierdas: “La Razón no le ha tratado mal, pero dentro del mismo grupo político La Sexta ha sido muy dura”. Por el espectro de las cabeceras ubicadas a la izquierda El Diario ha sido el que más espacio ha dado al nuevo presidente. En otros diarios de izquierdas ha sido tachado de socialdemócrata y en otros de estar demasiado a la izquierda”. Con todo, sin medios a su favor, el sábado juró como nuevo presidente.

Luis Arroyo, sociólogo y asesor de comunicación, hace un repaso rápido antes de contestar si Sánchez es el presidente con menos respaldos mediáticos. “Aznar contó con el apoyo de los medios de derechas; Zapatero con Prisa, una vez que se hizo con la Secretaría General del PSOE tras derrotar a Bono, y Rajoy también contó con los medios de derechas. Sí, Pedro Sánchez es el que llega a la Presidencia con más hostilidad”.

“Pedro Sánchez no ha tenido aliados, ni grandes ni pequeños. Ha sido receptor de una hostilidad legendaria”, asegura Arroyo. El analista destaca la especial agresividad de El País y algunos momentos de La Sexta. Ahora bien, todo cambia cuando eres presidente, “en principio deberían de darle un margen”. Para la consultora que se mantiene en el anonimato “los nuevos amigos no tardarán en aparecer, no van a cambiar su línea ideológica, pero quien está en el poder tiene mucha información..”. No está claro si cambiará la actitud de algunos de esto medios. El País, de momento, ha cambiado su dirección.

Medios desconectados de la sociedad

Para el analista electoral Jaime Miquel, detrás del cambio político de Pedro Sánchez subyacen cambios de mayor calado social. “Sánchez está ahí a pesar de todos los pesares. Sucedió con él y la militancia lo mismo que entre Errejón y Pablo Iglesias; los medios apostaron contra Sánchez e Iglesias y ellos ganaron en sus partidos. Pedro Sánchez y la militancia derrotaron al sistema mediático”. Este desacierto se explica “porque los medios de comunicación conocen muy bien a los actores de la política, pero no a los votantes”.

Para el sociólogo Narciso Michavila, el nuevo gobierno, formado con el apoyo de un parlamento atomizado, responde a la sociedad española actual: “Estamos en una sociedad cada vez más fragmentada. Sánchez ha llegado a la Presidencia con la mitad de apoyos de Zapatero, pero un 60% menos que González”. Según Michavila, esta fragmentación de las sociedad tiene reflejo en la fragmentación de los medios: “Cuando González llegó al poder sólo había dos canales de televisión”.

Michavila coincide en la desconexión de los medios con la sociedad. “La élite político mediática sigue instalada en unos criterios ideológicos muy simplistas, y la sociedad es muy compleja y tenemos que el mismo presidente votado por Rufián pone a Borrell como ministro de Exteriores”. El sociólogo pone como ejemplo el hecho de que los medios solo compran encuestas electorales; existe la “tendencia de mirar hacia el poder y luego nos sorprenden las cosas que realmente interesan a la gente, como las pensiones, el 8-M o el AVE de Murcia”.