«Este es el año de las personas trans», han asegurado los organizadores del Orgullo Gay de Madrid, que hoy han presentado las novedades para este año en una rueda de prensa. Las celebraciones del Orgullo Gay, MADO 2018, estarán marcadas por la visualización de la transexualidad y honrarán el cuarenta aniversario de esta convocatoria en la ciudad de Madrid.

La Manifestación Estatal del Orgullo, que se celebrará el sábado 7 de julio desde Atocha hasta la Plaza de Colón, tendrá el lema: «Conquistando la igualdad, TRANSformando la sociedad». La presidenta de la Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales (Felgtb), Uge Sangil, ha afirmado que es necesario un «compromiso político» con esta parte de la sociedad para que sus derechos sean «iguales y reales para la ciudadanía». En este sentido, ha subrayado «el hecho histórico de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) haya excluido la transexualidad como una enfermedad mental».

Este año la edición contará con cuatro escenarios: plaza Pedro Zerolo, Puerta del Sol, plaza de España y plaza del Rey.  El escenario de esta última cambiará su nombre por el de «Plaza de las Reinas», en un «guiño al feminismo» que «tan importante ha sido este año en la sociedad española y hemos cedido la voz a la mujer», ha asegurado el coordinador general de MADO 2018, Juan Carlos Alonso. Alonso ha recordado que este año se celebra el cuarenta aniversario de la primera manifestación del Orgullo en Madrid, que llenó «de color las grises calles de la ciudad». Para homenajear este aniversario, se celebrará un acto en los Jardines de Cecilio Rodríguez que contará con la presencia de Ramón Inaza, «la primera persona que puso su DNI para pedir la autorización para la manifestación».

Por su parte, el consejero de Cultura de la Comunidad de Madrid, Jaime de los Santos, ha asegurado que el Gobierno madrileño se suma al reconocimiento del «sueño que se cumplió con el World Pride el año pasado» y quiere que esta vez «se cumplan los mismo éxitos». «Quedan cosas por hacer para normalizar lo que es normal y por eso es necesario reivindicar el Orgullo», ha asegurado el consejero.

La cultura será un «pilar fundamental» de esta edición, con proyecciones de cine LGTBI y conciertos con más de cien artistas porque «hay que aproximarse a la cultura de forma lúdica pero también reivindicativa». Otra de las novedades de este año es que por primera vez la fuente de Neptuno se «vestirá con los colores arcoiris», ya que, hasta el momento, sólo tenía iluminación estos días la Puerta de Alcalá y la Puerta del Sol.

También se mantendrán los ya conocidos semáforos «inclusivos e igualitarios» inaugurados el año pasado. La comisionado para el Orgullo en el Ayuntamiento de Madrid, Berta Cao, ha asegurado que los actos del Orgullo Gay serán «seguros» y ha afirmado que hay «un gran compromiso por parte de las instituciones para que así sea».

Operativo de seguridad

Preguntado sobre el operativo sobre el Orgullo, el delegado de Salud, Seguridad y Emergencias del Ayuntamiento, Javier Barbero, también ha asegurado que se harán compatibles unos «días alegres y unos días seguros» porque el Ayuntamiento de Madrid garantiza la «plena cobertura» policial en los servicios.

El Consistorio dispone de herramientas para forzar a trabajar a los policías que ya han amenazado con no ofrecerse voluntarios para reforzar el dispositivo, puesto que en virtud del convenio de 2013 se puede obligar a los agentes a trabajar si no hay cobertura con los voluntarios. «Habrá una cobertura al cien por cien de las necesidades por responsabilidad no solamente institucional sino también por la enorme responsabilidad de los agentes», ha insistido Javier Barbero.