El director de cine Bernardo Bertolucci ha fallecido a los 77 años de edad, tras una larga de enfermedad. Considerado como uno de los grandes cineastas italianos, fue el autor de películas que ya están en las historia como El último tango en París o Novecento. Bertolucci ganó dos premios Oscar, ambos en el año 1988 cuando salió victorioso en las categorías de mejor director y mejor guión.

Bertolucci saltó a la fama por El último tango en París, una película polémica que en 1972 rompió los esquemas de la parte más conservadora de la sociedad del momento que la tachó de pornográfica. Con Marlon Brando y Maria Schneider, Jean-Pierre Léaud y Massimo Girotti, la película de éxito internacional aborda el sexo de una manera transgresora. Tras su estreno en Nueva York, sufrió una notable censura en muchas partes del mundo. En España no se pudo ver hasta 1978.

La cinta hoy en día sigue siendo motivo de polémica pues una escena de violación que forma parte de la película contenía muchos elementos de abuso reales, según declaraciones del propio director en 2016, la actriz no conocía al detalle la naturaleza de la escena.

Pero el cine de Bertolucci creció más allá de la polémica y dejó notables títulos para la historia del cine, convirtiéndose en uno de los directores de cine italianos más conocidos y respetados internacionalmente como Novecento (1975) y El último emperador (1987), que le valió el Oscar al mejor director y el mejor guión no original. En 2007, fue galardonado con el León de oro al logro de toda una vida en el 64º Festival de cine de Venecia y en 2011 la Palme d’Or honoraria en el 64º Festival de cine de Cannes. Sus últimas películas fueron el filme Soñadores protagonizada por Michael Pitt, Louis Garrel y Eva Green que vio la luz en 2002, y Tú y yo, un intenso drama juvenil que estrenó en 2012.