El Ayuntamiento de Estepona (Málaga), ha informado este jueves de que ha comenzado las obras para construir el mayor tobogán urbano de España, que unirá las calles Reina Sofía y Eslovaquia, y que está pensado para que los viandantes atajen un camino que en condiciones normales les obligaría a dar una gran vuelta o a salvar un importante desnivel por un terraplén.

Se tratará de un tobogán semicircular, de acero inoxidable, con una longitud de 38 metros y una pendiente de entre 32 y 34 grados, para salvar el desnivel del terraplén ubicado en pleno Parque de los Niños. No se trata de una atracción infantil, sino de una infraestructura diseñada para ser utilizada por los viandantes.

El alcalde de Estepona, José María García Urbano, ha explicado que este tipo de atracciones tienen cada vez mayor implantación en ciudades europeas porque, además de ser “divertidas para los usuarios”, son “útiles para acortar distancias y salvar pendientes pronunciadas que pueden ser complicadas o molestas para los paseantes”.

El coste del proyecto es de 298.839 euros, que serán asumidos por la promotora del desarrollo de los terrenos. Los trabajos, en principio, estarán finalizados en el mes de abril. No sólo se construirá el tobogán, sino también nuevas aceras para salvar el desnivel a pie.