Marzo está llegando a su fin, pero con él no se marchan las buenas temperaturas. Aunque con algún altibajo, durante las últimas semanas se ha repetido una constante en prácticamente toda la Península: cielos despejados y temperaturas cálidas, que no hacen otra cosa sino hacernos pensar prematuramente en las esperadas vacaciones de verano.

Sin embargo, si no quieres -o no puedes- esperar para aprovechar los primeros rayos de sol de la temporada, apunta estos siete destinos donde tendrás garantizadas buenas temperaturas y en los que, incluso, podrás darte un chapuzón sin necesidad de estar en el mes de julio. Si tienes más de tres días y suficiente presupuesto, puedes apostar por destinos originales como Tel Aviv o Dubái; y, si no es así, siempre puedes optar por unas pequeñas vacaciones sin salir de la Península.

Madeira

Este archipiélago portugués goza de una ubicación que le garantiza unas temperaturas cálidas durante buena parte del año. Las temperaturas de sus aguas también son bastante cálidas -entre 17ºC y 25ºC, por lo que podrás darte un breve chapuzón antes de disfrutar de su particular Festival de la Flor, una fiesta en la que la isla se llena de música y de color para dar la bienvenida a la primavera. Este año se celebrará a partir del 2 de mayo.

Costa de la isla de Madeira

Costa de la isla de Madeira

Fuerteventura

Esta isla del archipiélago canario es única para desconectar y hacer las maletas esta primavera. Con una temperatura media de 22 grados, la isla ofrece multitud de planes para relajarse, por lo que puedes elegir entre la Caleta de Fuste, la Playa de Sotavento o el Parque Natural de Corralejo, algunas de sus mejores ubicaciones.

Playa de Sotavento

Playa de Sotavento

Israel

Un destino diferente y original, en el que también se puede disfrutar del sol y la playa en primavera y a tan solo cuatro horas de avión desde Madrid o Barcelona. En concreto, en la ciudad de Eilat, la más meridional de Israel, encontrarás temperaturas de hasta 30 grados centígrados durante gran parte del año. Pero, ya que estás, no te olvides de visitar Tel Aviv, otra ciudad costera bañada por el Mediterráneo.

Playa de Tel-Aviv

Playa de Tel-Aviv

Algarve

Se trata de otro de los destinos más turísticos de la Península, también en la recién estrenada estación. Este enclave del sur de Portugal enconde acantilados, cuevas, lagunas y espectaculares playas, un encanto especial que atrae a turistas durante todas las épocas del año y que, en abril y mayo constituye un destino ideal para disfrutar de lo que tiene que ofrecer sin morir de calor en el intento.

Cuevas del Algarve portugués

Cuevas del Algarve portugués

Córcega

Otro destino bastante cercano y, sin duda, sorprendente. Córcega está repleta de misterios y de rincones por descubrir. Situada entre Francia e Italia, los turistas podrán disfrutar de tres grandes áreas: de las ciudades corsas, repletas de historia; de la zona montañosa; y de extensas playas color turquesa. Las temperaturas suaves permiten sacar el máximo partido a esta pequeña joya del Mediterráneo.

Playa de Palombaggia

Playa de Palombaggia

Essaouira

Se trata de un lugar con un encanto especial y diferente a todas las anteriores. Aunque las temperaturas son agradables la sensación térmica no lo es tanto por su ubicación en la costa atlántica, que la deja a merced del viento. Sin embargo, la ciudad marroquí de Essaouira tiene un encanto especial, como una playa conocida como lugar de culto para surfistas; o sus calles entrelazadas que  conforman su medina, considerada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco y una de las más bonitas de Marruecos. Por todo ello, no puede faltar en tu lista de posibles escapadas de esta primavera.

Essaouira (Marruecos)

Essaouira (Marruecos)

Dubái

Un destino de moda con altas temperaturas, playas e infinidad de lujos al que ya se puede viajar directamente desde Madrid o Barcelona. Si cuentas con más tiempo y un presupuesto algo más elevado, la ciudad emergente de Dubái es tu sitio. Sin embargo, si quieres visitarla debes darte prisa. A partir de abril comienzan a subir las temperaturas hasta límites bastante menos soportables.

Atardecer en Dubai con el Burj Al Arab de fondo

Atardecer en Dubai con el Burj Al Arab de fondo