Música

James Rhodes: "Las palabrotas españolas son una obra de arte"

Ya está disponible 'Playlist: rebeldes y revolucionarios de la música', el nuevo libro de James Rhodes

James Rhodes ha dicho «pollas en vinagre». A pesar de que esta expresión no es demasiado reveladora, cada vez que el pianista publica en redes sociales o dice algo nuevo en una entrevista, esto no tarda en hacerse viral. «Las palabrotas españolas son una obra maestra, es un arte», afirma Rhodes, cuyos avances en castellano -incluidos estos términos- se han convertido en su seña de identidad.

El pianista ha presentado hoy -sin contar demasiado con la ayuda de un traductor- Playlist: rebeldes y revolucionarios de la música, su nuevo libro. Rhodes afirma que la música clásica, tema principal de la obra, ha sido «su salvación» y que «las artes como la fotografía, la pintura o la música son algo que necesitamos en este mundo al revés». Más allá de la situación a nivel mundial, el autor ha hecho referencia a los horrores que sufrió en la infancia. Afirma que Playlist «es el tipo de libro que habría querido escribir de niño».

Playlist ya está disponible en todas las librerías. Los lectores podrán conocer muy de cerca la vida y obra de los siete músicos que el pianista ha escogido, entre los que se encuentra Ludwig van Beethoven, quien, para James Rhodes, es la primera estrella del rock. Este libro, que combina las palabras de James Rhodes con las ilustraciones de Martin O’Neill, quiere ofrecer una experiencia lectora que va más allá del papel. En una de sus páginas se incluye una url para acceder a la lista de reproducción -de ahí Playlist– en cualquier navegador, ya que, según puede leerse: «No tiene ningún sentido leer un libro sobre música clásica y ya; la música existe para que la escuchen».

James Rhodes
James Rhodes FELIPE ROMERO

A medida que los lectores vayan conociendo qué compositores ha recopilado James Rhodes en este libro, se darán cuenta de que «todos se parecen bastante». El pianista explica el motivo: «La música clásica está, y siempre ha estado, compuesta mayoritariamente por hombres blancos». Esto se debe a que eran los que tenían más facilidades. A esto se le suma lo mucho que escandalizaba que «las mujeres tuvieran una carrera», lo que implica que, aunque hubiese compositoras con talento, estas no contaban con el apoyo económico y reconocimiento que sí tenían sus compañeros.

Lo mismo sucede con los músicos racializados: «A pesar de su obvio talento, pocos consiguieron alcanzar un éxito parecido al de sus equivalentes blancos», sentencia Rhodes. Sin embargo, el pianista hace referencia a la compositora Fanny Mendelssohn y a Chevalier de Saint Georges, «conocido como el Mozart negro».

James Rhodes se convierte en tu profesor de música, otra vez

Con la publicación de Playlist, el artista quiere que sus lectores se familiaricen con términos como sinfonía o estudio, ya que «la música clásica puede resultar abrumadora» en caso de que se desconozcan palabras de ese tipo. Es por ello que este libro tiene secciones que clarifican terminología musical, se explica el funcionamiento de una orquesta y se describen los estilos predominantes dentro de la música clásica. «Este libro es un trampolín para descubrir un mundo nuevo, increíble», anima Rhodes.

James siente que los músicos tienen la responsabilidad de hablar en los conciertos, para que así la música «sea accesible». Denuncia que hace falta más dinero y compromiso por parte de los políticos, ya que es una parte de la cultura a la que muchos niños no tienen acceso.

En un nuevo intento de convertir la música clásica en una disciplina menos elitista, Rhodes anima a cualquiera a interpretar en piano el Preludio nº1 en Do Mayor de Bach en seis semanas en su libro titulado Toca el piano.

Portada de Playlist
Portada de Playlist
Comentar ()