Puede que alguno discrepe, pero nadie anda desencaminado si dice que Rafael Nadal y Pau Gasol son los dos mejores deportistas de la historia de España. Por sus trayectorias de leyenda, repletas de éxitos, y por ser adalides de esos valores del deporte que llenan la boca a muchos pero que practican pocos. Valores como el esfuerzo, la superación, el compañerismo, el respeto, la deportividad o la solidaridad.

Quizás sea aburrido que gane siempre, pero cuando le conoces personalmente y eres una persona cercana a su familia, es emocionante verle ganar»

Gasol sobre Nadal

En una muestra más de que sus figuras trascienden el tenis o el baloncesto, Nadal y Gasol lanzaron el 26 de marzo la campaña #NuestraMejorVictoria para recaudar fondos entre los deportistas en la lucha contra el coronavirus. Su capacidad de arrastre fue descomunal y se han unido grandes nombres como Andrés Iniesta, Sergio García, Carolina Marín, Marc Márquez e incluso estrellas extranjeras como Novak Djokovic. Hasta pusieron de acuerdo El Transistor de Onda Cero y a El Partidazo de Cope para hacer un programa conjunto.

«Rafa me mandó un par de mensajes para preguntarme qué tal estaba y empezamos a hablar de qué podíamos hacer», relató Gasol cómo surgió la idea. «Estábamos los dos muy preocupados y después hablamos por teléfono sobre qué podíamos hacer desde nuestras posiciones, desde el deporte, cómo hacer un esfuerzo conjunto para animar a todo el deporte a unirse a nosotros».

Esta campaña solidaria es el último eslabón que han escrito juntos Nadal y Gasol, pero el camino conjunto recorrido hasta aquí no tiene desperdicio… Anuncios, risas, celebraciones juntos, Juegos Olímpicos y negocios: así se ha forjado la amistad entre estas dos leyendas del deporte.

¿Cómo comenzó la amistad?

Para ver a Nadal y Gasol juntos por primera vez hay que rebobinar hasta junio de 2006, cuando grabaron en Mallorca una serie de anuncios para la marca de relojes Time Force. Sin embargo, ya se conocían desde 2001, cuando coincidieron en un acto de Nike. Nadal tenía entonces 15 años y era una gran promesa. Gasol, seis años mayor, estaba dando el salto a la NBA desde el Barcelona. Pasó un tiempo hasta que volvieron a verse: Gasol acudió a París para asistir a la semifinal de Roland Garros 2005 en la que Nadal doblegó a Roger Federer camino de su primer título en la tierra batida de París.

Desde entonces, Gasol ha visitado a Nadal en Roland Garros siempre que ha podido. «Creo que he estado en ocho o nueve finales en París. Una o dos de ellas fueron ante Roger y fue una oportunidad fantástica», admitió Gasol en una entrevista reciente con el periodista Zach Lowe. «Quizás sea aburrido que gane siempre, pero cuando le conoces personalmente y eres una persona cercana a su familia, es emocionante verle ganar, verle dominar como domina esta superficie y este torneo durante toda su carrera».

La imagen del abrazo en las gradas de la Philippe Chatrier es una de las más famosas que tienen juntos Nadal y Gasol. Fue tomada por el fotógrafo Ian Langsdon tras la final de Roland Garros 2012, en la que el de Manacor tumbó a Djokovic.

Nadal, en cambio, ha podido ver pocos éxitos de su amigo en directo. Sí compartió la celebración del oro que logró la selección española de baloncesto en el Europeo de 2015. Gasol fue elegido como el MVP del torneo y posó después con Nadal en el vestuario en esta instantánea que captó Alberto Nevado, fotógrafo de la selección de basket.

Abanderados en los Juegos Olímpicos

Nadal iba a ser el abanderado español en los Juegos Olímpicos de Londres 2012, pero una lesión de rodilla le apartó de su objetivo de reeditar el oro conquistado cuatro años antes en Pekín 2008. Ante la baja inesperada del tenista, el Comité Olímpico español entregó el honor a Pau Gasol, que entró en el Estadio Olímpico de Londres ondeando la bandera y capitaneando la expedición española.

Cuatro años después, en Río de Janeiro 2016, Nadal se resarció y esta vez sí que pudo ser el abanderado de la selección española. Llegaba justo de energías, pero acabó colgándose la medalla de oro en dobles junto a su amigo Marc López. «Si hubiese sido un torneo normal quizá no estaría aquí. Además, el hecho de llevar la bandera ha pesado bastante en mi decisión. Decir que no por segunda vez habría sido demasiado duro», admitió el tenista hace cuatro años. La España de Gasol ganó el bronce en aquella edición.

En Pekín 2008, Nadal y Gasol habían escrito un guión de película. El tenista ganó el oro y asaltó el número uno por primera vez en su carrera. Y el jugador de baloncesto protagonizó una final memorable ante Estados Unidos, que se impuso por 118-107 para dejar una medalla de plata colgada del cuello de Gasol. En esta imagen se ve a los dos juntos en la Villa Olímpica de la capital china.

Negocios con Enrique Iglesias y Cristiano Ronaldo

A Nadal y Gasol también les unen los negocios: en 2015 abrieron su primer restaurante Tatel, en Madrid, en un proyecto en el que también participó Enrique Iglesias. La marca se expandió después, en enero de 2017, a Miami, donde abrieron en el lujoso hotel Ritz-Carlton de South Beach. Y meses después inauguraron un local en Ibiza, cuando se unió Cristiano Ronaldo al grupo de empresarios. Se espera además que pronto abra la persiana un local en Beverly Hills.

Además de Tatel, Nadal y Gasol comparten desde sus inicios a su marca deportiva: Nike. La firma estadounidense, que no ha dejado escapar en 20 años a dos de sus principales figuras a nivel mundial, aprovechó la crisis de 2010 para juntar a Gasol, Nadal e Iniesta en un anuncio lleno de mensajes positivos. Han pasado diez años desde entonces, pero aquellas palabras pueden rescatarse en estos momentos tan trágicos para España. «Trabaja y esfuérzate, con humildad y respeto, lucha contra la oscuridad. Sé la luz que dicen que hemos perdido».