Tokio 2020

Deportes

Pau Gasol anuncia su retirada: "Nada en la vida es importante si no formas parte de un equipo"

El mejor jugador de la historia del baloncesto español se retira a los 41 años con once medallas y dos anillos de la NBA

Pau Gasol saluda a la grada tras un partido de España previo a los Juegos Olímpicos de Tokio.

Pau Gasol saluda a la grada tras un partido de España previo a los Juegos Olímpicos de Tokio. EUROPA PRESS

Pau Gasol, el mejor jugador español de la historia del baloncesto, ha anunciado su retirada como profesional tras varios meses meditando si seguir una temporada más en el Barcelona. «Es una decisión difícil después de tantísimos años. Es una decisión meditada y hay que cambiar un poco de marcha y también saber disfrutar», ha señalado el pívot de 41 años en una rueda de prensa en el Teatro Liceo de la ciudad condal. «Una de las cosas que quería era acabar disfrutando y jugando, no lesionado o con muletas».

Vestido de traje y corbata y conteniendo las lágrimas por momentos, Gasol ha hecho un repaso a su carrera y ha agradecido a todos los compañeros con los que ha compartido vestuario, en especial a los de la selección española. «Nada en la vida es importante o relevante si no formas parte de un equipo. Nada que consigas solo tiene un mérito relevante o significativo», ha indicado.

En el acto ha estado acompañado por el actual presidente del Barcelona, Joan Laporta, así como por el entrenador Sarunas Jasikevicius. Pero la trayectoria de Pau Gasol va mucho más allá, y entre los asistentes también estaban compañeros de selección como Rudy Fernández, Felipe Reyes, Raúl López o Juan Carlos Navarro, el presidente de la Federación Española de Baloncesto, Jorge Garbajosa, o su hermano Marc Gasol.

El español pone así punto final a una carrera plagada de medallas y éxitos que ha conseguido estirar a lo largo de 22 años. Desde que empezó a destacar siendo un joven imberbe en las categorías inferiores del Barcelona hasta que disputó su último partido como profesional en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, Gasol ha forjado una leyenda a la altura de muy pocos en el deporte español.

En total, ha conseguido 11 medallas con la selección española, entre ellas un oro mundial, tres europeos y dos platas y un bronce olímpico. A nivel de clubes también tocó el cielo con las manos: en 2009 se convirtió en el primer español en ganar un anillo de la NBA, un éxito que repitió al año siguiente también con la camiseta de Los Angeles Lakers y al lado de su hermano Kobe Bryant.

Al borde de las lágrimas recordando a Kobe

El momento más emocionante de la despedida de Gasol ha sido cuando ha recordado la figura de Kobe Bryant, con el que coincidió en la mejor etapa de su vida, en Los Angeles Lakers. Tras unas palabras de cariño hacia su hermano Marc y hacia Juan Carlos Navarro -«Me enseñaste el sentido de la amistad»-, se acordó muy cariñosamente de Bryant, que falleció en enero de 2020 en un accidente de helicóptero.

«Mención especial a mi compañero Kobe Bryant. Me gustaría muchísimo que estuviera aquí, pero así es la vida», ha señalado con la voz entrecortada. «La vida es muy injusta a veces y echamos mucho de menos tanto a él como a su hija Gigi. Me enseñó a ser un mejor líder, un mejor competidor, lo que significa ser un ganador. Siempre lo he considerado como un hermano mayor. Gracias Kobe».

Números de récord en la NBA

Pau Gasol ha competido en 19 temporadas de la NBA, defendiendo las camisetas de los Memphis Grizzlies (2001-2008), Los Angeles Lakers (2008-2014), Chicago Bulls (2014-2016), San Antonio Spurs (2016-2018), Milwaukee Bucks (2019) y Portland Trail Blazers (2019-2020). Aunque con este último equipo no legó a jugar ningún partido por una lesión en el pie, Gasol cerró su etapa norteamericana con unos números de superestrella: 1.362 partidos disputados, 22.992 puntos, 12.551 rebotes, 4.363 asistencias y 2.174 tapones.

En 2021 regresó al Barcelona para jugar los últimos meses de la temporada tras recuperarse de su lesión en el pie. Ganó su tercera ACB en una final frente al Real Madrid y alcanzó la final de la Euroliga. Después fue convocado con la selección española para los Juegos de Tokio, donde aceptó sin rechistar un rol más secundario. El camino se terminó antes de lo previsto: en los cuartos de final ante Estados Unidos.

Un futuro en el movimiento olímpico

En Tokio, sin embargo, empezó a cimentar su futuro una vez decidiera colgar las botas. Tras dos años de trabajo en las sombras junto al Comité Olímpico Español, el pívot fue elegido para la Comisión de Atletas del Comité Olímpico Internacional.

Las altas esferas de la política deportiva parecen el destino para un deportista con don de gentes, al que no se le conoce una palabra de más y que jamás ha mostrado un gesto antideportivo en más de dos décadas de carrera.

«Siempre he recibido el cariño de los atletas en cada evento al que he ido», dijo el propio deportista cuando fue elegido en Japón. «Incluso aquí, con mascarillas, protocolos y tests lo he sentido. Me siento muy agradecido y honrado y ahora tengo ganas de seguir haciendo cosas por el deporte, por los atletas y por el movimiento olímpico».

Te puede interesar

Comentar ()