Novak Djokovic tenía una gran idea. Con el circuito parado por la pandemia del coronavirus, el número uno del mundo pensó que la zona de los Balcanes, poco golpeada por el virus, era un buen lugar para atraer a algunas de las mejores raquetas del mundo para unas exhibiciones. Los primeros días eran todo alegría, abrazos y fiesta, pero la realidad terminó con dureza en el torneo después de que no se respetara ninguna medida sanitaria y colocó a Djokovic en el disparadero.

Las gradas estaban llenas a rebosar, nadie llevaba mascarillas, no había gel hidroalcohólico, hubo aglomeraciones a diario y se celebraron fiestas en discotecas con los tenistas haciendo el trenecito y sin camiseta. Es cierto que Serbia y Croacia son de los países menos castigados por la pandemia en Europa, pero no es menos cierto que a las exhibiciones llegaron tenistas y acompañantes de lugares como Estados Unidos o Alemania. Y el virus se acabó colando en la fiesta balcánica y está armando una buena.

El balance, por ahora, es demoledor: Djokovic y otros tres tenistas de máximo nivel, Grigor Dimitrov, Borna Coric y Viktor Troicki, han dado positivo; dos entrenadores también se han contagiado; y tanto la mujer de Djokovic como la de su compatriota Troicki, que está embarazada, también han cogido el virus.

Estos son los casos que se conocen, pero un vistazo a las imágenes del llamado Adria Tour en la página web de Djokovic permiten imaginar que el virus se ha podido expandir. En esta foto se ven a casi cien personas apelotonadas y sin mascarilla, entre ellas Djokovic, Troicki y Dimitrov, una instantánea inimaginable después de meses de pandemia y con las repetidas advertencias de la OMS sobre las medidas a tomar para evitar rebrotes y contagios.

Djokovic, Dimitrov y Troicki, tres positivos, junto

«Esto es como cuando tus hijos empiezan a montar en bicicleta y les dices que se tienen que poner casco. Ellos te dicen que no, que no y que no. Entonces se montan en la bici y se caen. A partir de ahí ya se ponen el casco», criticó el presidente de la ATP, Andrea Gaudenzi, la actitud de los tenistas en el torneo de Djokovic. «Ahora todos sabemos que podemos contagiarnos fácilmente, así que vamos a tener mucho más cuidado», añadió.

De momento se desconoce cómo apareció el coronavirus en la exhibición de Djokovic (el fin de semana del 13 y 14 de junio se disputó en Belgrado y el del 20 y 21 en Zadar). ¿Fue un tenista extranjero? ¿Fue alguien de la organización? ¿Un jugador local? ¿Hubo transmisión público-tenistas? Por ahora, lo que se conoce son los nombres de los contagiados y de algunos tenistas que han dado negativo. A continuación, un quién es quién en la «fiesta» de Djokovic.

Novak Djokovic, el organizador

El número uno y campeón de 17 Grand Slam es uno de los mejores tenistas de la historia, pero la organización del Adria Tour será un golpe duro a su popularidad. Lo que iba a convertirse en una fiesta del tenis sin coronavirus en cuatro ciudades emblemáticas de los Balcanes, con lo que eso tiene de simbología 30 años después de la guerra, acabó en un brote de coronavirus con varios infectados, entre ellos su mujer, Jelena, y su preparador físico.

«Organizamos el torneo en un momento en el que el virus estaba débil y pensábamos que se daban las condiciones para celebrarlo», señaló el tenista. «Desafortunadamante, el virus sigue ahí y es la nueva realidad que todavía estamos conociendo».

Djokovic jugó tres partidos el último fin de semana en Zadar, uno de ellos con Coric. La semana anterior, en Belgrado, disputó otros tres encuentros, uno frente a Troicki y otro frente a Alexander Zverev. Además, compartió multitud de actos con cientos de personas y disputó un partido de baloncesto con varios tenistas más, entre ellos Dimitrov.

Dimitrov, el «baby Federer»

Considerado en su momento como el heredero de Federer por su similar golpeo con la raqueta, Dimitrov ocupa el puesto 19 del ranking mundial con 29 años y todavía no ha dicho su última palabra. Cuando está inspirado, hay pocos jugadores mejores que él. Sin embargo, el domingo no fue noticia por su revés a una mano: fue el primer tenista del Adria Tour en confirmar que tenía coronavirus.

«Quiero asegurarme de que cualquiera que haya estado en contacto conmigo se haga la prueba y tome las precauciones necesarias», señalaba en Instagram el búlgaro, que compartió numerosas horas con Djokovic y los demás participantes en las últimas semanas. Sus cuatro rivales del Adria Tour han sido Dominic Thiem, Dusan Lajovic, Nikola Milojevic y Coric, siendo este último el único que ha dado positivo.

Borna Coric, gran promesa del tenis croata

Coric, número 33 del ranking con apenas 23 años, era otra de las grandes atracciones del torneo. El croata, que cuenta con dos títulos en su por ahora escueto palmarés, confirmó el lunes su positivo en las redes sociales y el caso alcanzó nuevas dimensiones. Ya eran dos tenistas los contagiados, por lo que solo era cuestión de horas que aparecieran nuevos casos vistas las escasas medidas de seguridad tomadas.

Borna Coric

El croata no estuvo en el primer fin de semana de exhibición en Belgrado, por lo que tuvo que contagiarse en Zadar. Ahí, a orillas del Mar Adriático, se enfrentó a Dimitrov, a Djokovic y a Pedja Krstin. «¡Quiero asegurarme de que cualquier persona que haya estado en contacto conmigo durante los últimos días se haga la prueba!», indicó el lunes Coric , que indicó que no había tenido síntomas y pidió perdón «por cualquier daño» que pudiera haber causado.

Troicki, un veterano curtido en mil batallas

Troicki junto a Djokovic

Viktor Troicki es uno de los jugadores más cercanos a Djokovic en el circuito. Tiene 34 años y lleva una década y media compitiendo al máximo nivel, aunque las lesiones y los altibajos le han impedido tener continuidad entre los mejores. En 2011 llegó a ser el duodécimo mejor jugador del mundo y tiene tres títulos en sus vitrinas. Atendió la llamada de Djokovic y no dudó en acudir a la exhibición, pero ahora él y su novia, con la que espera un hijo, están contagiados.

Troicki, que actualmente está en el puesto 184 de la clasificación de la ATP, jugó ante Djokovic, Zverev y Filip Krajinovic en Belgrado y no viajó a Zadar para la segunda semana de la exhibición. Por tanto, queda claro que hubo infectados tanto en Belgrado como en Zadar. Quedaría por resolver si el virus viajó de una ciudad a otra o si fueron dos brotes diferentes.

Zverev y Thiem, los negativos

Alexander Zverev y Dominic Thiem, las grandes estrellas invitadas por Djokovic, ambos «top ten», se realizaron la prueba del coronavirus en las últimas horas y dieron negativo. Del resto de tenistas tampoco se conocen más positivos.

Séptimo de la ATP con 23 años, Zverev jugó un total de seis partidos entre Belgrado y Zadar y solo se enfrentó a dos contagiados, Djokovic y Troicki, pero esos duelos fueron el 13 y 14 de junio, posiblemente el virus no se había esparcido.

Thiem, tercero del ranking, solo estuvo presente el fin de semana de Belgrado y se ausentó de la exhibición de Zadar. El gran rival de Nadal en la tierra batida los últimos años disputó cuatro encuentros y solo uno ante un contagiado, Dimitrov.

No obstante, Zverev y Thiem, como el resto de jugadores, estuvo en contacto constante con cientos de personas y también participaron en la famosa fiesta del club de Belgrado en la que no había ni distancia de seguridad ni mascarillas y en la que se ve a los tenistas bailar sin camiseta.

Zverev y Thiem, en el medio, durante la exhibición en Belgrado