El año 2020 ha robado las ilusiones y las aspiraciones de muchas personas. La crisis sanitaria provocada por el coronavirus ha desencadenado en una crisis social y económica cuyo final es desconocido. Los niños son una de las pocas franjas de edades que mantienen la ilusión.

Las fechas navideñas se acercan y con ellas crece la esperanza entre los más pequeños. Para los padres es un reto acertar en los regalos de sus hijos. La campaña de navidad supone un 70% de las ventas para el sector de juguetería.

Los fabricantes, ante el empeoramiento de la situación sanitaria del país, recomiendan a los consumidores adelantar sus compras. En caso de tomar esta medida los clientes también aseguran la disponibilidad de comprar el producto deseado. La Asociación Española de Fabricantes de Juguetes insta a adquirir estos productos en las tiendas tradicionales de juguetes.