El presentador Pablo Motos regresó el pasado jueves a ‘El Hormiguero’ después de 10 días sin poder presentarlo al estar en cuarentena tras dar positivo en coronavirus.

En su habitual discurso al inicio del programa, Motos relató como ha sobrellevado su contagio y aislamiento, apartado del programa que presenta desde hace más de una década.

«Acabo de pasar por una enfermedad por la que se mueren cientos de personas todos los días. Te da y es una ruleta rusa, en la que puedes ser desde asintomático a morir. He pasado miedo por mí y, sobre todo, por mi mujer, por si la había contagiado. Porque cuando tienes esto no sabes a quién puedes estar contagiando», reconoció.

El conductor del programa de Antena 3, sustituido durante su ausencia por Nuria Roca, explicó que tiene la sensación de que en televisión se habla «muy poco de la parte mental» de lo que supone estar contagiado por coronavirus. «En la televisión estamos dando una información, y en la vida, en las casas, está pasando otra», añadió.

En este sentido, el presentador contó que pasó la enfermedad con pocos síntomas. «Salía todos los días en el programa con toda la energía que podía, pero no he sido asintomático del todo. Parece que es bastante común tener síntomas mentales, como bastante tristeza y ganas de llorar sin saber por qué. Luego me han explicado que es bastante común».

Aún así, Motos agradeció al programa que hiciera test a diario a todos los miembros del equipo. «Aunque algunos digan que las PCR solo sirven si tienes síntomas, benditos PCR», dijo.