Arte | Tendencias

Las Fallas ahora también se celebran en Madrid

Cremà en las Fallas celebradas en septiembre de 2021 en Valencia

Cremà en las Fallas celebradas en septiembre de 2021 en Valencia EP

No es época de mascletàs, ni es el lugar en el que se suelen ver los satíricos ninots o el espectacular vestido de la fallera mayor. Sin embargo, la ciudad madrileña de Fuenlabrada ha querido olvidarse de las convencionalidades y traer hasta el Centro de Arte Tomás y Valiente (CEART) una exposición donde se podrá disfrutar por primera vez fuera de Valencia de obras de los grandes museos falleros: el Museo del Gremio de Artistas Falleros – institución encargada del comisariado de la muestra – y el Museo Fallero de Valencia.

«Es una propuesta que viene del Ayuntamiento de Fuenlabrada», explica el  Maestro Mayor del Gremio de Artistas Falleros de Valencia, Paco Pellicer. Una idea, comenta, que llevaba procesándose desde hacía ya un tiempo, pero que la pandemia, como tantos otros eventos, ha retrasado. «Ellos querían hacer una muestra de lo que son las Fallas – o, por lo menos, del ambiente que se genera alrededor de una falla – en Fuenlabrada. A partir de una visita que luego se realizó a Valencia para ver del material que disponíamos, a la que vinieron diferentes consejeros del ayuntamiento, concejales de distintas áreas… fuimos ampliando ese proyecto inicial a una exposición un poquito más ambiciosa», aclara. 

Estas particulares Fallas tendrán lugar a partir del próximo jueves 23 de septiembre y se alargarán hasta el 9 de enero del año que viene. En ella, además de poder admirar las obras traídas de ambos museos valencianos, los espectadores tendrán la oportunidad de adentrarse en la historia de la fiesta, considerada Patrimonio Inmaterial de la Humanidad.

«La muestra supone un escaparate importante. Todo el mundo conoce las Fallas, tiene referencias, pero no todos han tenido ocasión de ver directamente ni lo que son las Fallas en sí, ni disfrutar de la pirotecnia, ni de haber visto los vestidos, el vestuario que se utiliza o los trajes regionales en directo. Es una manera de ofrecer las fiestas de las Fallas a la gente de Fuenlabrada», asegura Pellicer.

Ninots, joyas y trajes regionales en las Fallas madrileñas

Entre las composiciones que se podrán disfrutar desde esta misma semana destaca la llegada a Madrid del Ninot Indultat de 2019, figura de David Sánchez Llongo que representa a una familia regresando a lomos de un burro de una intensa jornada de pesca en la Albufera. A esta composición se unen otras que también fueron salvadas de las llamas de las hogueras, como las representaciones de los humoristas Tip y Coll o de Charles Chaplin.

«Lo que se verá son obras de maestros ya retirados, de artistas que están todavía trabajando y de jóvenes que han empezado en este mundo desde no hace demasiado, pero que también está despuntando». Una gran variedad de figuras, detalla el Maestro Mayor del Gremio de Artistas Falleros, mediante las que «se pueden ver la evolución de las técnicas y, sobre todo, los diferentes materiales que se han utilizado, que han generado también una estética diferente».

Junto a ellos, otros cientos de elementos que suelen formar parte del festejo, como son carteles, joyas de arte fallero o trajes tradicionales, trasladarán a los visitantes a la Valencia de mediados de marzo sin necesidad de salir de la comunidad.

Una falla extraordinaria para una celebración extraordinaria

Ante un evento tan especial, desde el Gremio de Artistas Falleros han querido agradecer a Fuenlabrada su interés por la celebración y homenajear la acogida de estas curiosas y desubicadas Fallas con la creación de un ninot únicamente para la ciudad.

Aunque sus formas y protagonistas serán un misterio hasta la inauguración de la exposición, Pellicer desvela que, «siguiendo la tradición fallera de buscar la crítica sobre cuestiones de la zona donde se instala la falla, la propia gente de las concejalías nos fue indicando cuáles serían los temas, los ambientes y las figuras que se podrían representar en la falla; y así se ha intentado hacer».

La figura, que contará así con motivos inspirados en la ciudad, seguirá la tradición y, con el final de la muestra a principios de enero, será engullida por el fuego. Fuenlabrada, por tanto, se convertirá en la primera ciudad fuera de la Comunidad Valenciana en celebrar la cremà, con la que se pondrán fin tres meses después a esta «fiesta» el 9 de enero.

Te puede interesar

Comentar ()