Tendencias

Los siete 007: entre un 'chuloplaya', un 'chico Playboy' y un 'moñas'

Carmen Vivas

De 1,89 cm y 93 kilos. Pelo negro, peinado hacia la izquierda de forma descuidada, con un mechón rebelde sobre su frente, ojos azules, grandes e iguales, piel tostada y una cicatriz de tres pulgadas en la mejilla derecha. Así describió el novelista Ian Fleming al único personaje con denominación de agente encubierto capaz de protagonizar novelas, películas, cómics y videojuegos homónimos con licencia para matar, James Bond.

El conocido como Agente 007 fue creado en 1953, y si bien las historias de este particular agente secreto del Servicio de Inteligencia Británico -conocido actualmente como MI6– comenzaron en papel, serían las correspondientes adaptaciones a la gran pantalla las que harían que el personaje y sus aventuras lograran una trascendencia mundial apreciada con la misma intensidad en un lado y otro del globo terráqueo.

Tal día como hoy hace 59 años, el 5 de octubre de 1962, se estrenó en todo el mundo Agente 007 contra el Dr. No, la primera entrega de la que se ha convertido en la serie continua de películas más largas en la historia del cine. Contra todas las previsiones, la película, con el icónico Sean Connery interpretando al personaje creado en las novelas de Fleming, tuvo una gran acogida y se convirtió en la quinta más taquillera del mercado británico de ese año, recaudando 59,6 millones de dólares. El éxito también se dio en otros países, y garantizó la continuación de las heroicas hazañas del espía internacional hasta Sin tiempo para morir, la última película de James Bond que se estrenó en España el pasado 1 de octubre y con la que se despide de la saga el actor británico Daniel Craig, el séptimo «y gruñón», dice el mismo, Agente 007.

Y es que si la franquicia de películas de James Bond se ha convertido en un absoluto culto, los actores que han dado vida al prestigiado y enigmático agente del MI6, también: «Nunca hay dos Bond iguales, nunca los ha habido, y la capacidad de estas producciones para adaptarse de forma oportuna y oportunista al zeitgeist, es una de sus grandes cualidades. Cada encarnación de Bond ha supuesto una sublimación de los imaginarios de la masculinidad del momento, y en cierto modo, también una crítica a los previos», sostiene el crítico cinematográfico y también periodista McCausland en la presentación del nuevo filme.

Sean Connery – 1962 a 1971

Sean Connery como James Bond en ‘Diamantes para la eternidad’. Imagen de archivo

Sean Connery creó el molde para el 007 y se consagró como el espía por excelencia. El escocés, fue el primer encargado de darle vida a James Bond y lo hizo, en una película marcada por la guerra fría como escenario, y con China y la URSS como antagonistas. Connery comenzó en 1962 (con Dr. No) hasta 1965 consecutivamente. Luego, actuó en 1967 en Sólo se vive dos veces, y en 1971 en Diamantes para la Eternidad: «Siempre he odiado a ese maldito James Bond. Me gustaría matarlo pero me preocupo por el y por lo que le sucede. No se puede conectar con un personaje durante tanto tiempo y no tener un interés. Todas las películas de Bond tienen sus puntos buenos», decía el actor.

David Niven – 1967

David Niven como James Bond en ‘Casino Royale’. Imagen de archivo

A finales de los años 60, David Niven y George Lazenby también interpretaron al espía en una única ocasión cada uno. Niven, actor y escritor británico, fue uno de los rostros más populares de la gran pantalla durante los años 1960 y 1970, y ganador del Premio Óscar en 1958. Entre sus papeles más reconocidos se incluyen los de las películas Ciudad sin ley (1935), La vuelta al mundo en 80 días (1956), dirigida por Michael Anderson, y La pantera rosa, bajo la dirección de Blake Edwards.

Roger Moore – 1972 a 1985

Roger Moore como James Bond en ‘La espía que me amó’. Imagen de archivo

Su interpretación de James Bond fue la más alejada de la visión de Fleming, y también, la más cómica. El carismático intérprete británico dio vida a Bond en siete ocasiones, comenzando con Vive y deja morir (1973), así como en Panorama para matar (1985), La espía que me amó (1977), Moonraker (1979), El hombre de la pistola de oro (1974), Solo para tus ojos (1981) y Octopussy (1983).

Moore fue el actor que asumió y dejó el papel de espía en edad más avanzada, algo por lo que fue criticado. Debutó en el rol con 45 años y colgó la pistola con 57, cuando admitió que las chicas Bond con las que mantenía romances en las películas, podían ser sus hijas o incluso nietas: «Era demasiado viejo para el papel», apuntaba.

TimTimothy Dalton – 1986 a 1994

TimTimothy Dalton como James Bond en ‘007:Alta tensión’. Imagen de archivo

Dalton estuvo en dos películas del agente secreto en los años 1987 con 007:Alta tensión y en 1989, cuando encabezó Licencia para matar. TimTimothy se caracterizó por ser el agente más frío, aunque su interpretación se considera la más fiel al Bond de los libros de Ian Fleming y la más parecida a las del hasta ahora Bond de Daniel Craig.

Pierce Brosnan – 1995 a 2002

Pierce Brosnan como James Bond en ‘GoldenEye’. Imagen de archivo

El 007 de Brosnan tipificó lo que muchos asociaron con el personaje: la apariencia y el encanto de un chico ‘Playboy’. El irlandés debutó en el personaje con GoldenEye (1995), seguida de El mañana nunca muere (1997), The world is not enough (1999) y Muere otro día (2002):«Bond me permitió tener esta maravillosa carrera» manifestó el actor a The Guardian. «Una vez tiene esa etiqueta (la de chico Bond), se queda contigo para siempre, por lo que hay que hacer las paces con ello», añadió.

Daniel Craig – 2006 a 2021

Daniel Craig como James Bond en ‘Sin tiempo para morir’. Imagen de archivo

Es el Bond más vulnerable y humano de toda la saga; y el más ‘moñas’ a ojos del escritor Arturo Pérez Reverte: «Un James Bond tan equilibrado y políticamente correcto, tan familiar, tan enamorado y tan moñas que constituye un insulto a la inteligencia de los espectadores y a la memoria del personaje. Si Ian Fleming lo viera, echaría chispas», lamenta en sus redes sociales.

Sin embargo, a su vez, Daniel Craig ha logrado posicionarse entre la opinión pública y la crítica cinematográfica como el evidente y justo competidor de Sean Connery en cuanto a grandes interpretaciones se refiere. Craig ha participado en las adaptaciones oficiales de las películas producidas por Eon Productions: Casino Royale (2006), Quantum of Solace (2008), Skyfall (2012), Spectre (2015) y No Time to Die (2021): «Quizá se me recuerde como el Bond gruñón. No lo sé. Ese es mi Bond y tengo que afrontarlo, ese ha sido mi Bond. Pero estoy bastante satisfecho con eso», ha asegurado el actor tras el estreno de la última película de James Bond y posterior despedida de su personaje.

El próximo James Bond… ¿Robert Pattinson?

Se ha retrasado más de un año debido a la pandemia del coronavirus, pero la nueva película del agente 007James Bond, y la última del actor Daniel Craig como ese personaje, ya está en todas las salas de cine y ha recaudado entre 4,5 y 5 millones de libras (5,25 y 5,84 millones de euros) en su primer día de proyección en cines del Reino Unido e Irlanda, según informó este viernes Universal Pictures. El estudio destacó, asimismo, que el «estreno cinematográfico» de Sin tiempo para morir «ha sido el más amplio de todos los tiempos» en ambos países, donde se ha podido ver en 722 salas, 25 más que el anterior récord alcanzado por Star Wars: The Rise of Skywalker en 2019.

Pero, lejos de los números y cifras de éxito hay una pregunta que rodea a la película: ¿Quién será el próximo James Bond? 

Sin tiempo para morir plantea un necesario relevo y los fans no han tardado en proponer a todo tipo de sustitutos, empezando con el actor y productor de cine, televisión y teatro, Tom Hiddelston, que fue galardonado con el Premio Globo de oro por su interpretación en The Night Manager; y Tom Hardy, pasando por Henry Cavill, avivado por el éxito de The Witcher, Robert Pattinson o Regé-Jean Pagé, de la serie de Netflix Los Bridgerton.

Te puede interesar

Comentar ()