La victoria de Tragatá (Ronda, Málaga) en el IV Campeonato Nacional de Ensaladilla Rusa corona a la provincia malagueña como reina de esta elaboración, ya que otros dos locales se han alzado con este galardón en anteriores ediciones: Candado Golf, en la capital, y Chinchín Puerto en Caleta de Vélez.

Tragatá, el bar de Benito Gómez (con dos estrellas Michelin en Bardal) y Merche Piña, se ha alzado con este premio gracias a una receta elaborada por Daniel Moreno. Lleva patata nueva machacada con tenedor, judía verde, huevo duro, zanahoria, ventresca de atún y tiene «aristas de encurtidos y picantes».

Su truco, explica a Efe Benito Gómez, es poner a la mayonesa «una punta de mostaza y un poco de pimienta negra» y marinar un par de minutos las lascas de ventresca que coronan la elaboración en una emulsión de jugo de piparras y aceite del atún. «Siempre había echado de menos en la ensaladilla rusa el picante, así que esta es la que me gusta a mí», ha explicado.

La pasada edición el premio fue para Lourdes Villalobos y Belén Abad, de Chinchín Puerto, con una original elaboración que incluía el toque diferencial de los «coloraíllos», una especie de camarones cuyo cuerpo añaden a su ensaladilla rusa, que aliñan con una mayonesa de aceite de sus cabezas.

Según ha dicho Abad, que formaba parte del jurado de esta edición con Martín Berasategui como presidente, «se han multiplicado un montón las ventas y el reconocimiento, ha sido una catapulta».

Anteriormente fue Javier Hernández, de Candado Golf (Málaga), quien tomó el relevo al Tapas24 (Barcelona) de Carles Abellán, que ganó la primera edición.

Los finalistas de 2021 han sido Lú, Cocina y Alma (Jerez), Hevia (Madrid), Bar Donald (Sevilla), Kapadokia (San Sebastián), Bar Yeti (Barcelona), Tapas 2.0 (Salamanca), Bar Verónicas (Murcia), Baster (Bilbao) y Casa Rafa (Madrid).