Tendencias

TikTok se convierte en un museo virtual

Imágenes de archivo de la Rijksmuseum- RRSS

Desde el quatroccento italiano hasta el siglo XXI y ser el nuevo Van Eyck, Da Vinci o Caravaggio sin que la cuestión esté en la pincelada, el realismo, los claroscuros o el vanguardismo. Porque lo que realmente importa son los tantos K que hagan viral una obra de entre tantas a deslizar en TikTok.

Y es que más allá de bailes pegadizos, retos de infarto o recetas de cocina, la red social que ha superado la barrera de los 1.000 millones de usuarios activos mensuales a nivel global, concentra la mayor colección de arte interactivo, fotografía digital o escultura desde que se lanzara a nivel internacional en 2017; de artistas plásticos que muestran sus ilustraciones paso a paso, explican las vanguardias e imaginan cómo sería el impresionismo si hubiese nacido en Melbourne, a los más clásicos que hacen tutoriales para aprender a pintar en directo, y hasta quien crea una obra de grandes dimensiones pintando cuadraditos, o moldea torsos de arcilla que simulan un David de Miguel Ángel. Todos, han encontrado en la app original Douyin y la magia del algoritmo una vía por la que el arte abre nuevos caminos de futuro: «Más de mil millones de personas de todo el mundo vienen a TikTok para entretenerse, inspirarse o descubrir algo nuevo. TikTok es una red social que ha logrado crear una comunidad sólida en la que los jóvenes y la creatividad son principales protagonistas. Es una plataforma, una comunidad basada en la idea de creatividad, la originalidad, la innovación. TikTok es la oportunidad de expresarse libremente», asegura en un vídeo de la cuenta oficial de la red social Vanessa Pappas, directora de Operaciones de la plataforma.

Pero la red social de moda que está cortejando a los espectadores en masa, además de ser el nuevo expositor de arte, catalogo de galerías o pinturas neón-pop amateur que se parecen más al arte callejero que a Las Tres Gracias de Rubens, es para muchos una fuente de inversión.

Es el caso de Ben Labuzzetta, un artista de 19 años de Minnesota (Estados Unidos) que comparte sus cuadros en TikTok desde 2019 y que ha logrado facturar hasta 8.000 euros al mes por mostrar sus pinturas: «Me crie en una zona rural de Wisconsin y desde pequeño el arte ha sido mi prioridad, nunca las redes sociales. Comencé a pintar desde muy pequeño y siempre he sido autodidacta. Mi plan original era asistir a la Universidad de Wisconsin-Madison, pero eso cambió cuando explotaron mis redes sociales. Entendí que podía ganarme la vida como artista sin endeudarme por préstamos estudiantiles», explica el joven.

@benlabuzzetta_

The difference 😱. Sorry the angle isn’t the best . #painting #viral #gravy

♬ Originalton – Hi

Y es que desde sus orígenes como Musical.ly, la aplicación de la red social, que fue nombrada Tik Tok después de ser adquirida por la compañía china Bytedance en noviembre de 2017 por alrededor de 1.000 millones de dólares, ha tenido junto a la música, al arte como su principal fuerza motriz: «En el ámbito del arte, las Redes Sociales se han convertido en el vehículo apropiado para alcanzar a un público muy amplio, al que no se llegaría nunca si no fuera por internet. Están adquiriendo un protagonismo indiscutible en la compra-venta de arte, siendo el canal preferido para los nuevos coleccionistas millennials».

En datos, en el último año, TikTok tuvo un crecimiento en la visualización de contenido vinculado a la cultura, donde los hashtags #FineArt, #ArtHistory y #ArtOnTikTok tuvieron altos rankings, con más de 2 mil millones de visualizaciones por mes en todo el mundo. A su vez, el hashtag #Museum ha aumentado la cantidad de contenido en casi un 200% desde mayo de 2020, según TikTok en su sala de prensa, coincidiendo con el primer año de la pandemia de coronavirus.

El aliado de los Museos durante la pandemia

Tanta es la popularidad que está adquiriendo la red social en el arte, que ya son una veintena de museos internacionales, entre los que se encuentra el Museo del Prado o la Galería de los Uffizi en Italia, los que han encontrado en TikTok un nuevo canal de comunicación con las generaciones más jóvenes.

Sin ir más lejos, actualmente el Museo Nacional del Prado es el primer museo de artes plásticas más seguido de Europa en la plataforma, el segundo a nivel mundial, contando con más de 238.000 seguidores: «Es la red social que más ha crecido en los últimos años y donde hay una audiencia más joven. Por eso pensamos que era nuestra obligación explorar las posibilidades que ofrece y ver cómo podemos adaptar nuestro contenido a este idioma», explica Sainz de los Terreros, Community manager del Museo del Prado.

Gracias a la presencia del Museo Nacional del Prado en TikTok, los millones de usuarios de la plataforma comenzaron a disfrutar de exclusivas visitas guiadas por el museo. Así, han descubierto detalles desconocidos de cuadros tan emblemáticos como El jardín de las delicias o Las meninas y han podido saber más acerca de, por ejemplo, los procesos de restauración a los que se han sometido obras como La anunciación.

Te puede interesar

Comentar ()