El dibujante Miguel Gallardo -padre del mítico cómic Makoki– ha fallecido este lunes a los 66 años en su casa a causa de un cáncer, ha informado la agencia literaria MB en un comunicado.

Se le considera uno de los máximos representantes de la novela gráfica y la ilustración de los últimos 40 años, y a lo largo de su carrera colaboró como historietista en publicaciones como Abc, La Vanguardia, New Yorker y New York Times.

Entre sus obras, destaca María y yo (Astiberri, 2007), una memoria gráfica que explica sus aventuras con su hija autista, que ha sido traducida a diez idiomas, adaptada en forma de documental y premiada con el Premi Nacional de Còmic de Catalunya el 2008.

Gallardo plasmó la historia de su padre, un soldado republicano, en Un largo silencio, y volvió a retratar a los franquistas en la sátira El baile de los caídos (Temas de Hoy, 2019).

Además, ilustró una selección de monólogos de Pepe Rubianes en Rubianes solamente, publicada por Random Cómic en 2019, informa Europa Press.

Premios

Gallargo recibió el Premio Gràffica a toda su carrera en 2013 por «ser un ilustrador de gran nivel» con una capacidad singular para contar historias más allá del dibujo, según destacó el jurado.

El artista, que donó más de 200 obras al Museo de Arte Jaume Morera de Lleida, recibió recientemente el Premio Trayectoria 2022 de Animac, la Muestra Internacional de Cine de Animación de Catalunya en Lleida, ciudad donde nació.

Además, el Ayuntamiento de Barcelona propuso concederle la Medalla de Oro al Mérito Cultural por su «contribución a la memoria gráfica de un momento crucial en la historia de Barcelona y de todo el país; por ir más allá y saber transmitir la realidad más sencilla».