Teatro | Tendencias

'La colección': sentimientos en cajas clasificadas

José Sacristán y Ana Marzoa en una escena de 'La colección', de Juan Mayorga.

José Sacristán y Ana Marzoa en una escena de 'La colección', de Juan Mayorga. Teatro de La Abadía

Para algunos, para muchos, para casi todo el mundo, coleccionar cosas es importante. Es una manera de sentirse identificado con una pasión, una forma de destacar de los demás, de parecer algo exótico y diferenciador. Las colecciones cuestan dinero, tiempo, dedicación y, muchas veces, nos hacen abstraernos de una realidad que consideramos demasiado vulgar. En La colección, Juan Mayorga nos plantea el final de un largo proceso, después de toda una vida, sobre qué hacer con esa colección que ha marcado, no solo nuestra existencia, sino también nuestro carácter, nuestras decisiones, nuestras obsesiones. 

Una pareja que cree estar ya en el límite de sus actividades necesita encontrar alguien que se haga cargo de su colección, que tantos sinsabores y alegrías les ha deparado. Es una colección valiosa, forjada a base de peleas, de engaños, de encuentros y desencuentros, de satisfacciones, de amor, de egos, de trampas, de creencias, de ritos. 

Ana Marzoa y José Sacristán interpretan de manera sublime a Héctor y Berna. Complementarios y contrincantes, autoridades en la interpretación, desprenden esa fuerza necesaria que acompaña a un texto profundo y que no se queda en la simple anécdota de donar, traspasar o dar en herencia. 

Es una colección que les ata, que necesita un tratamiento especial, y que les llevará, a través de recuerdos y experiencias, a valorar sus relaciones, propósitos, sueños y sentimientos, a golpear en la esencia del valor de las cosas.

Dan su réplica exacta Zaira Montes e Ignacio Jiménez, que no son meros acompañantes; puede ser que sean parte de esa colección tan preciada y ellos no lo sepan, todavía. 

Sacristán y Marzoa se reafirman en su paralelismo, y no podemos sustraernos a sus palabras cuando están en escena. Mayorga, como autor y director, da forma a algo más que una simple anécdota escuchada en una entrevista. Hace semblanza de las cualidades del ser humano para guardar, para apercibir carencias, para apresar la libertad y los sentimientos en cajas clasificadas, donde solo los pocos elegidos puedan acceder al bagaje que cada uno de nosotros llevamos dentro.

Coloquio con el público celebrado tras la función de 'La colección' del pasado 20 de marzo.

Puede que el objeto de La colección seamos las propias personas. Vamos coleccionando amistades, relaciones, libros, fotos, recuerdos, arte, compañía… almacenándolo todo en una caverna, la del corazón, o en un ring, el de nuestras contradicciones, o en una abadía, la de nuestras creencias, o en alacenas donde acumulamos soledades o amistades y pretendemos que estén en los estantes y anaqueles de nuestro pasado y que los demás los valoren como es debido. 

A lo mejor, lo que coleccionamos son muertes, y La colección quedará completada cuando nosotros mismos pasemos a formar parte de ella. 

LA COLECCIÓN

Reparto: José Sacristán, Ana Marzoa, Ignacio Jiménez y Zaira Montes

Escenografía: Alessio Meloni

Música y espacio sonoro: Jaume Manresa

Texto y dirección: Juan Mayorga

Una producción del Teatro de La Abadía y Lazona

En el Teatro de La Abadía hasta el 21 de abril (entradas agotadas) y después en gira. Fechas confirmadas: Valencia (Teatro Olympia, 25 de abril-5 de mayo), Málaga (Teatro Soho, del 15 al 18 de mayo) y Elche (Gran Teatro de Elche, 25 de mayo).

Todas las claves de la actualidad y últimas horas, en el canal de WhatsApp de El Independiente. Únete aquí