Brian Skerry nadando junto a un tiburón oceánico de puntas blancas

Brian Skerry realizando fotografías para la exposición. © National Geographic

Arte Fotografía

“Sharks” la exposición para adentrarse en el mundo de los tiburones de Brian Skerry

A priori, hablar de tiburones nos conduce como mínimo, hasta al respeto de estar haciendo referencia a uno de los animales más peligrosos que existen, pero hay más allá de todo esto. Revestido en neopreno y cámara en mano, el premiado fotógrafo y explorador de National Geographic Brian Skerry, nos muestra la historia de esta especie. Bajo la habilidad, técnica y pasión del artista nos sumergimos en los océanos con él, nos adentramos en su proyecto y nos dejamos absorber por la historia de este animal que actualmente se encuentra en peligro de extinción.

La muestra, compuesta por 50 fotografías y vídeos, estará disponible de la mano de National Geographic, Disney + y Movistar +, hasta el próximo 15 de agosto en la Flagship de Movistar en la Gran Vía de Madrid con entrada gratuita. «Se trata de una exposición orientada a un target familiar. Desde National Geographic queremos concienciar de la importancia de los océanos y especialmente de los tiburones», nos cuenta Cristina Miquel, Directora de Marca de National Geographic en España, para El Independiente.

Como periodista, me siento en la obligación y en la urgencia de informar que los tiburones tienen problemas y necesitan nuestra ayuda”

Brian Skerry

Y es que no estamos solo ante una exposición visual sino también ante un trabajo de compromiso con la conservación de esta especie y de su hábitat; una mirada desde el respeto y la valoración y no desde la temeridad y la denigración; un resultado francamente espectacular: “Los tiburones representan una fuente inagotable de inspiración, una mezcla de elegancia y poderío que me empuja a sumergirme una y otra vez en el mar con la esperanza de ofrecer una nueva interpretación que capture su esencia en todo su esplendor. Como periodista, me siento en la obligación y en la urgencia de informar que los tiburones tienen problemas y necesitan nuestra ayuda”, afirma Brian Skerry sobre la muestra.

Imagen de la exposición en la Flagship de Movistar. © National Geographic

Toda la vida pegado a una cámara

Brian Skerry creció en la pequeña ciudad de Milford, en Estados Unidos. Desde bien pequeño imaginaba con explorar las profundidades de las aguas y convertirse, algún día, en fotógrafo profesional.

Y dicen que si persigues tus sueños se acaban cumpliendo, y así fue. Desde 1998 trabaja para National Geographic, consiguiendo proyectos extraordinarios, tanto visuales por sus fotografías, como de investigación: los tiburones amenazados de las Bahamas, el alarmante agotamiento de los caladeros del mundo o las dificultades de la foca de Groenlandia para sobrevivir en aguas heladas, entre otros.

La vida de Brian con la de los tiburones ha ido siempre ligada. Desde su primer encuentro con un tiburón azul hace más de 30 años, ha realizado más de una decena de viajes por todo el mundo para fotografiar a estas especies (tigre, oceánicos, blancos y marrajos dientudos). Todo este trabajo no ha caído en saco roto, ya que los reconocimientos que Skerry ha ido recopilando a lo largo de su trayectoria son cuantiosos: 11 veces galardonado en el concruso de Fotógrafo de Vida Silvestre del Año, en 2014 nombrado National Geographic Photography Fellow y en 2015 embajador de Nikon. Además sus trabajos también han aparecido en publicaciones como People, Sports Illustrated y Audubon, y ha presentado en lugares como el Foro Económico Mundial, TED y la Royal Geographical Society de Londres.

Esta exposición es otro ejemplo de cómo National Geographic utiliza su potente narrativa para lograr un impacto significativo en las tareas de conservación».

Kathryn Keane, vicepresidenta de Exposiciones de National Geographic

Hablamos de cifras aproximadas, pero se estima que anualmente son capturados alrededor de 100 millones de ejemplares de tiburón, razón principal para entender el peligro de extinción en la que se encuentra este animal y el por qué de que esta muestra haga tanto hincapié en la protección de estas ubicaciones: “Esta exposición es otro ejemplo de cómo National Geographic utiliza su potente narrativa para lograr un impacto significativo en las tareas de conservación. La trayectoria vital de Brian y sus potentes fotografías revolucionan la percepción habitual que solemos tener de estos temidos e icónicos depredadores” señala la vicepresidenta de Exposiciones de National Geographic, Kathryn Keane. “Gracias a su majestuosidad y a su belleza, sus fotografías nos ayudan a comprender mucho mejor a los tiburones del mundo y a verlos bajo una luz totalmente nueva”.

Brian Skerry nadando con un tiburón oceánico de puntas blancas por primera vez cerca de Cat Island. © National Geographic

Proyecto Pristine Seas

National Geographic ha lanzado el Proyecto Pristine Seas, con el objetivo de cuidar el medio ambiente. Esta iniciativa, puesta en marcha conjuntamente con Enric Sala, explorador residente de National Geographic, hace posible el perseverar los últimos lugares salvajes del océano gracias a su estudio. Este análisis ha conseguido identificar reservas marinas que se gestionarán para asegurar su conservación a largo plazo.

Además, las fotografías del autor coinciden en Madrid con el Sharkfest, una celebración anual de científicos y realizadores de primera fila que comparten la pasión de National Geographic por los tiburones y la salud de los mares de nuestro planeta. En este evento, Disney + presentará Jugando con Tiburones, el próximo 23 de julio, un documental que sigue la trayectoria de Valerie Taylor, icono del mundo submarino.

Preparados para “bucear” junto a estas especies. Más de 10.000 horas trabajadas, explorando debajo del agua para ser plasmadas en esta muestra; fotografías y vídeos para comprender por qué son especies únicas, conocer su hábitat y saber a las amenazas que se someten, a por qué están en peligro y lo importante del cuidado de su ecosistema. «Gracias a esta exposición conseguiremos tener una visión distinta de los tiburones», detalla Cristina Miquel. Hasta el 15 de agosto, adentrémonos en los océanos.

Te puede interesar

Comentar ()