Arte

¡Adjudicada! La obra destruida de Banksy se vende por más de 21 millones de euros

El icónico cuadro de Banksy. Twitter/Sotheby's

El cuadro La Niña con globo de Banksy, seudónimo del grafitero británico que hace arte con imágenes traviesas y a menudo satíricas, vuelve a subastarse. Tres años después de autodestruirse parcialmente durante una subasta en la sala Sotheby’s de Londres, lo que queda de la obra, ahora rebautizada como El amor está en la papelera, se ha rifado este jueves en el mismo lugar, y de nuevo, ante la atónita mirada de los allí presentes.

«Han pasado tres años desde que uno de los momentos más ingeniosos del arte de performance de este siglo hiciera historia en las subastas. Ha sido un torbellino seguir el viaje de esta pieza ahora legendaria y volver a tenerla entre nosotros, ofreciéndola esta noche en la misma sala donde fue creada por el artista. Banksy no es ajeno a los titulares y este último capítulo de su historia ha capturado la imaginación de todo el mundo; solo podemos comenzar a adivinar lo que vendrá después», señala Alex Branczik, presidente del departamento de arte moderno y contemporáneo de Sotheby’s Asia.

La obra original se vendió por 1,2 millones de euros (casi 1,4 millones de dólares) antes de quedar reducida a tiras de papel y ahora, estableciendo un récord para el artista en un millón de libras esterlinas, la obra ha alcanzado una cifra estratosférica: 18,6 millones de libras (21,8 millones de euros), un nuevo récord para el enigmático artista británico cuya obra más cara hasta el momento era Game Changer, un dibujo que donó durante la pandemia derivada del covid-19 al sistema sanitario del Reino Unido: «Durante esa noche surrealista de hace tres años me convertí por accidente en el privilegiado propietario de El amor está en la papelera, pero es momento de separarme de él», dijo el hasta ahora comprador anónimo, citado en el comunicado de Sotheby’s.

La obra adjudicada este jueves se valoraba inicialmente entre 4 y 6 millones de libras (4,6 y 7 millones de euros), según Sotheby’s. Una cifra que ya multiplicaba entre cuatro y seis veces el precio alcanzado en su primera venta a un coleccionista en 2018.

Te puede interesar

Comentar ()