Arte

El 'top' de los artistas más cotizados: de Frida Kahlo a Pablo Picasso

Autorretrato Diego y yo, de Frida Kahlo. EFE

Da Vinci, Koons, Giacometti o Picasso; muchos son los artistas que se vienen a la memoria cuando hablamos de obras de arte. Y es que es precisamente esto último, a través de su expresión en pinturas, representaciones y esculturas, lo que ha hecho que conozcamos la historia de la humanidad tal y como es.

Si bien es cierto que no hay que confundir los significados de precio y valor, cada vez con más regularidad escuchamos la palabra inversión en el mundo del arte; personas que optan por adquirir estas representaciones como fuente de ingreso en un futuro o simplemente por el hecho de tener en su poder una obra cotizada en el sector. Las subastas se han convertido en la vía para acceder a estas colecciones de cifras que parecen difíciles de superar. Pero nada más lejos de la realidad; las pujas son continuas y el vaivén de obras y artistas más cotizados del mundo está en constante movimiento.

Precisamente este pasado martes se fijaba un nuevo récord en la adquisición, mediante subasta, de una obra de un artista latinoamericano. Se trata del autorretrato Diego y yo de Frida Kahlo; una obra que lograba venderse en Nueva York por 30,85 millones de euros y que superaba el récord anterior de la autora y distanciaba en varios millones de euros a su previo máximo histórico que ostentaba su marido Diego Rivera con el cuadro Los Rivales.

    • Compartir
    Estramonio. Flor blanca n.º 1 de la pintora Georgia O’Keeffe.

    Cuadro más caro pintado por una artista femenina

    Se trata de Estramonio. Flor blanca n.º 1 de la pintora Georgia O’Keeffe (1887-1986). Subastada en 2014 por más de 36 millones de euros, esta obra se hizo mundialmente reconocida por un malentendido de su marido, y es que los pétalos de la representación fueron interpretados como una metáfora de la genitalidad femenina. El fotógrafo y esposo Alfred Stieglitz, elevó la pintura de su mujer hasta igualarla con la teoría de Freud, que decía que el arte expresaba los deseos del inconsciente. Una perspectiva machista que hizo que su cotización aumentara considerablemente aun estando en contra del pensamiento de la autora.

  • Les Femmes d'Alger de Pablo Picasso
    • Compartir
    Les Femmes d’Alger de Pablo Picasso.

    Pintura más cara de un artista español

    El pintor malagueño Pablo Picasso, se cuela en la lista de artistas que ostentan los cuadros más caros del mundo con su obra Les Femmes d’Alger, pintada en 1955. Pertenece a una serie de 15 representaciones en las que el autor revisa el cuadro, titulado con el mismo nombre, del francés Eugène Delacroix. Una obra que llegó a obsesionar a Picasso ya que creía ver en él a su última mujer, Jacqueline Roque. La pieza fue subastada por aproximadamente 160 millones de euros.

    • Compartir
    Faena de muleta de Miguel Barceló.

    Obra más cotizada de un artista español vivo

    El pintor mallorquín Miguel Barceló se convertía con su obra Faena de muleta (1990), en el artista de nuestro país más cotizado hasta la fecha, superando a Antonio López y su obra Madrid desde torres blancas. El cuadro de Barceló, era adjudicado por la casa de subastas Christie’s de Londres por más de 4,4 millones de euros, superando con creces el anterior récord del mallorquín que se cifraba en casi 1 millón y medio de euros. Pintado en 1990, el cuadro hace referencia al mundo de los toros donde se muestra el ruedo a vista de pájaro, utilizando tonos rojos y amarillos transmitiendo la intensidad y potencia característica de las obras del autor.

  • L'homme au doigt de Alberto Giacometti.
    • Compartir
    L’homme au doigt de Alberto Giacometti.

    Escultura más cara jamás subastada

    Hablamos de L’homme au doigt del artista suizo Alberto Giacometti. Esta obra de arte fue subastada en el 2015 por aproximadamente 110 millones de euros en una puja en la casa Christie’s en Nueva York. Una pieza de 1947 realizada en bronce y de 177,5 centímetros de altura. Pintada a mano por el artista, la escultura forma parte de una serie de seis obras y pretende representar la filosofía del existencialismo.

  • Diego y yo de Frida Kahlo
    • Compartir
    Diego y yo de Frida Kahlo.

    Artista latinoamericano más cotizado

    Se hacía oficial este pasado martes; el autorretrato Diego y yo de Frida Kahlo marcaba un nuevo récord de una obra de artista latinoamericano en una subasta. En esta ocasión, la puja se celebró en la ciudad de Nueva York y la cifra de la venta ascendió hasta los 30,85 millones de euros. El cuadro simboliza la turbulenta relación entre Kahlo y Diego Rivera, que aparece dibujado sobre la frente de la mexicana.

  • Rabbit de Jeff Koons.
    • Compartir
    Rabbit de Jeff Koons.

    Autor más cotizado del momento

    En mayo del 2019, el artista estadounidense Jeff Koons se adjudicaba el honor de ser el artista vivo más cotizado del mundo. Su escultura Rabbit (1986) era subastada por 80 millones de euros en la puja celebrada en Christie’s, batiendo un nuevo récord en ventas. La figura, una escultura minimalista, mide poco más de un metro y es de acero inoxidable. A pesar de pertenecer a una serie de 4 esculturas, Rabbit es la única del lote que no se expone desde el 1988.

    • Compartir
    Everydays The First 5000 Days de Beeple.

    Obra NFT más cara del mundo

    El pasado martes se vendía vía subasta el NFT más caro de la historia por un precio de 62 millones de euros. El artista Mike Winkelmann, más conocido como Beeple, se alzaba con este reconocimiento con su obra digital Everydays: The First 5000 Days (2021) y el NFT asociado. La casa de subastas Christie’s se convertía así en la primera en ofrecer una obra puramente digital con un NFT (token no fungible) único.

  • El Warrior (1982) de Jean-Michel Basquiat
    • Compartir
    El Warrior (1982) de Jean-Michel Basquiat.

    Obra más cotizada de arte moderno occidental subastada en Asia

    Con un precio final de 35.077.853 euros, el cuadro de Jean-Michel Basquiat Warrior (1982), se convertía en la obra de arte moderno occidental subastada en Asia más cara de la historia. El cuadro es una alegoría al propio Basquiat, que se muestra en la pintura como un guerrero que enfunda su arma y que se prepara para la batalla.

Te puede interesar

Comentar ()