Este año la famosa actriz y cantante del Bronx cumplirá cincuenta años, algo que para las mujeres en Hollywood es en general el camino hacia el olvido más absoluto. Sin embargo, Jennifer López parece estar en la cumbre. No sólo sigue teniendo un aspecto que quita el hipo a media población mundial sino que su carrera como cantante y actriz está imparable, sobre todo la primera. Es una de las mujeres latinas más influyentes y se auto proclama adicta al trabajo, aún así tiene tiempo para dedicarle al amor, proclamándolo a los cuatro vientos. Alex Rodríguez, más conocido por ARod (uno de los jugadores de béisbol más conocidos de EE.UU.) es el afortunado. Tras varios escarceos tras su divorcio de Marc Anthony, López parece haber encontrado por fin a su media naranja.

Desde que se diera a conocer dando vida a la cantante hispana Selena que fue asesinada por una de sus fans, Jennifer ha ido construyendo una carrera estable combinando su faceta de cantante con grandes hits como On The Floor o más recientemente El Anillo y trabajado en más de 30 películas, entre las que figuran Out of Sight (1998) junto a George Clooney, Enough (2002) o Parker (2013); asimismo ha producido series de televisión e incluso ha creado su propio perfume. Este torbellino de mujer ha estado cerca de abandonar en varias ocasiones debido a su exposición mediática, sin embargo ahora parece haber cogido las riendas de su vida y literalmente estar en lo más álgido de su carrera.

En Jefa Por Accidente, que se estrena el viernes 8, interpreta a Maya que en muchos aspectos se asemeja a su propia vida. El filme está coprotagonizado por Leah Rimini. Una película sobre segundas oportunidades.

Pregunta.- ¿Cómo os conocisteis Leah Rimini y tú?

Respuesta.- Cuando nos conocimos, ella era amiga de mi ex esposo Marc Anthony. Habían sido amigos durante años. Conectamos y fuimos desarrollando una amistad. Se la robé (ríe). Hicimos buenas migas desde el principio. Tuvimos una química natural. Simplemente conoces a alguien, te encanta, y quieres pasar tiempo con esa persona.

P.- ¿Cómo fue trabajar en una película con ella de partenaire?

R.- Fue genial. Teníamos ya una dinámica en la amistad que nos ayudó mucho. Recordábamos momentos que hemos pasado juntas y eso ayudó a establecer una dinámica muy buena entre nosotras. Las escenas salían muy naturales.

P.- Jefa por accidente tiene un mensaje muy positivo. Muchas mujeres y hombres llegan a los 40 y se ven obligados a cambiar de carrera por varias razones. ¿Puedes hablarnos de este tema y de qué modo está relacionado con la película?

No tiene formación académica, pero tiene talento y, una vez más, lo único que la impide avanzar es ella misma

R.- Me encantó esta idea de ser capaz, cada nuevo día, de tener la oportunidad de lograr aquello que quieras lograr y lo único que te detiene es tú mismo. Solo tienes que tomar la decisión. Me encanta este personaje. Obviamente, me sentía sumamente relacionada con él. Ella viene de los suburbios de Nueva York. Yo crecí en el Bronx. Ella es una chica de Queens. No tiene formación académica, pero tiene talento, motivación y, una vez más, lo único que la impide avanzar es ella misma. Una vez que encuentra su camino, comienza a darse cuenta de todos los errores que ha cometido y el potencial que tiene. Los errores no fueron tan graves, pero ahora se empieza a dar cuenta de su potencial y comienza a pensar en su vida de una manera diferente y a tener una segunda oportunidad.

 

P.- Esta película contrasta la educación tradicional con la educación que adquieres en la calle. Tú también encarnas eso y eres una fuente de inspiración para muchos latinos. ¿Es importante para ti inspirar a otros para que puedan alcanzar el éxito?

Me encanta esta película porque crecí en el Bronx y no tuve mucha educación (…) pero uno debe encontrar su propio camino

R.- Creo que es muy importante. La gente necesita saber que no hay una sola manera de alcanzar el éxito. Hay muchas, muchas rutas diferentes. Por eso me encanta esta película porque crecí en el Bronx y no tuve mucha educación. No fui a la universidad. Incluso con la danza, no tenía forma de entrar en la industria. No conocía a nadie que estuviera en el mundo del espectáculo o que conociera a alguien que estuviera en el mundo del espectáculo o que hubiera estado en Hollywood. Simplemente no había una puerta de entrada, pero uno debe encontrar tu propio camino. Se puede lograr. Creo que lo único que debes hacer es trabajar duro. Con algo de talento y mucho trabajo. El secreto de mi éxito, creo, es que trabajo más que nadie. No paro.

Jennifer López interpretando a Maya en ‘Jefa por accidente’

P.- ¿Sientes además que tienes un sexto sentido para saber lo que quiere la gente?

R.- Sí. Eso es un talento, pero creo que hay muchas personas con talento, aunque no mucha gente que esté dispuesta a hacer todo lo que se requiere.

P.- ¿Alguna vez has mentido para conseguir un trabajo?

R.- (Ríe) Seguramente. No puedo recordar algo específico, pero estoy casi segura de que lo he hecho.

P.- Hay una escena en la película donde hablas mandarín. ¿Te resultó difícil?

R.- Fue sumamente difícil. En realidad, me pusieron un dispositivo en el oído, y trataba de imitarlo. Creo que salió bastante bien. Tenía que decir sólo una línea. Tuve que repetirla bastante. Fue difícil a pesar de ser solo una línea.

P.- A tu personaje, Maya, en la película le dicen: “Que tengas suerte para conseguir un trabajo a tu edad”. ¿Alguna vez te han dicho algo así?

R.- Aún no.

P: ¿Puedes contarnos por qué decidiste hacer esta película?

R.- Honestamente, cuando leí el guion casi me imaginaba a mí misma haciéndola mientras leía. Cuando eso empieza a suceder, sé que probablemente quiera hacerla a menos que apeste al final y vaya cuesta abajo. Pero si se mantiene, termino de leer y pienso “bueno”. Cuando hay una conexión inmediata, rápidamente digo, “Bueno, puedo hacerlo”.