Ha llovido más de medio siglo desde que el grupo español Los Bravos hicieran lo imposible. Durante la España aislada del desarrollismo franquista este grupo formado por Miguel Vicens, Pablo Sanllehí, Jesús Glück, Antonio Martínez, Manuel Fernández, Pablo Gomez y el vocalista alemán Mike Kennedy (por entonces, todavía Michael Kogel), logró catapultar su fama en el arco cultural anglosajón con la icónica Black is black.

Cincuenta años después, el laureado cineasta Quentin Tarantino –famoso entre otras cosas por su fino oído para elegir la música de sus películas, recordemos Stuck in the middle with you de Stealers Wheel o el Misirlou de Dick Dale– recupera Bring a Little Lovin, la canción de Los Bravos que alcanzó la posición 51 en junio del 1968 dentro del Billboard Hot 100 estadounidense, en su última película Once Upon a Time in Hollywood.

https://www.youtube.com/watch?v=sAx5d0sg9ro

Dame un poco de amor –compuesta por los australianos The Easybeats– fue su tercer gran éxito en Estados Unidos tras la irrupción de Black is Black (1966) y Going Nowhere (1966).

La noticia llega a Kennedy, de 75 años, como un «honor tremendo» sonar en una película de uno de sus directores de cine favoritos: «yo soy un gran fan de Tarantino desde su primera película» ha reconocido en una entrevista de RTVE. Bring a Little Lovin se suma a la lista de míticas canciones que ambientan el universo tarantinesco.