Las tecnologías digitales, ya no tan nuevas, implican infinidad de posibilidades en la conservación, investigación y difusión de nuestro patrimonio cultural. Hace tan solo cuatro años, la estilometría –una aplicación estadística que analiza frecuencias léxicas y giros estilísticos– permitió atribuir a Lope de Vega una obra hasta entonces perdida, Mujeres y criados. Un trabajo interdisciplinar humano-máquina que está cambiando nuestra manera de investigar, pero también, de representar el teatro del siglo de oro.

La importancia de la digitalización de los fondos para la investigación está llegando a su punto más alto con la digitalización del fondo antiguo completo de la colección de Teatro del Siglo de Oro de la Biblioteca Nacional de España (BNE), que desde 2009 digitaliza sus fondos de manera sistemática y los hace accesibles en línea a través de los portales de la Biblioteca Digital Hispánica y Hemeroteca Digital.

Árbol de consenso de 'Mujeres y criados' elaborado con el paquete de programas Stylo R que sitúa la obra en la producción de Lope de Vega

Árbol de consenso de ‘Mujeres y criados’ elaborado con el paquete de programas Stylo R que sitúa la obra en la producción de Lope de Vega

Actualmente más de 300 mil títulos de obras han sido digitalizados, además de millones de páginas y toda la prensa española, y están a disposición de cualquier usuario con acceso a Internet en cualquier rincón del mundo y de manera gratuita. Solo en 2017 se descargaron aproximadamente 10 millones de documentos dentro y fuera de España. “Somos conscientes de que la digitalización de la cultura sirve para crear riqueza y que tiene un valor económico además de cultural”, ha dicho esta mañana la directora de la BNE de Madrid, Ana Santos Aramburu, en la presentación de la exposición Lope y el Teatro del Siglo de Oro.

Esta exposición se enmarca en los proyectos digitales que la BNE junto al grupo de investigación sobre Lope de Vega de la Universidad Autónoma de Barcelona PROLOPE están llevando acabo desde hace algunos años. Además del importante trabajo de digitalización de estos manuscritos e impresos, una investigación liderada por los ingenieros del PRHLT (Pattern Recognition and Human Language Technology) de la Universitat Politècnica de València en colaboración con la BNE y el grupo PROLOPE, ha creado una tecnología que permitirá lanzar búsquedas sobre la colección de manuscritos digitalizados así como su transcripción infoasistida. Es decir, el programa permite hacer búsquedas sobre imagen de texto y elegir el grado de fiabilidad de los resultados.

Exposición

El teatro del Siglo de Oro constituye uno de los capítulos más destacados del pasado cultural español y de la dramaturgia universal, por sus cualidades artísticas, sus imponentes cifras de autores y obras, su penetración en las distintas capas de la sociedad, así como por su capacidad de expandirse dentro y fuera de los territorios hispánicos, y de pervivir con vigor escénico hasta hoy en día.

En este sentido, la BNE constituye una institución fundamental para el conocimiento de este fenómeno, al custodiar el fondo más importante del mundo de manuscritos e impresos del teatro aurisecular y que hoy con la exposición –comisariada por Ramón Valdés Gázquez (PROLOPE, Universidad Autónoma de Barcelona) y Germán Vega García-Luengos (Universidad de Valladolid, Coordinador del Portal del Teatro del Siglo de Oro de la BNE)–, muestra las claves de ese teatro en su época y su constitución en un patrimonio cultural de primer orden, su actualidad en los escenarios y los estudios y el papel de las nuevas tecnologías para su difusión, investigación e incluso su puesta en escena.

'La dama boba', Lope de Vega

‘La dama boba’, Lope de Vega

Así, Lope y el Teatro del Siglo de Oro se articula sobre una base cronológica en cuatro secciones que empieza por los antecedentes literarios y las infraestructuras como los corrales de comedias, que posibilitaron el nacimiento y desarrollo del fenómeno de la comedia nueva. Después se centra en la figura de Lope, con su amplia producción teatral, del que se puede ver la imponente colección íntegra de manuscritos autógrafos que atesora la Biblioteca Nacional (única en el mundo; no ya por la concentración de manuscritos de Lope, sino por su singularidad en el teatro de la época: no se conservan autógrafos de Shakespeare o de Molière, por ejemplo), así como la impresionante colección de comedias impresas, que constituyeron un verdadero éxito editorial.

La muestra, que estará disponible hasta el 17 de marzo de 2019, se cierra con un caso paradigmático que resume la vitalidad del teatro del Siglo de Oro: la comedia La dama boba. De ella se muestra el manuscrito autógrafo, según los expertos, éste es el manuscrito de Lope que más tachaduras contiene. Otro aspecto sobre el que reflexiona esta exposición son las múltiples interpretaciones y apropiaciones de una obra como Fuenteovejuna, que ha conocido a la vez, paradójicamente, lecturas revolucionarias, nazis, contestatarias frente al franquismo, o se ha aplicado al feminicidio en Ciudad Juárez.