Pocos recuerdan la voz de Frida Kahlo, nadie fuera de su entorno la ha llegado a escuchar. Hasta hoy. La Fonoteca Nacional de México ha dado a conocer una grabación en la que el gran icono mexicano realiza un perfil radiofónico de su marido, el muralista Diego Rivera.

Se trata de un programa piloto del locutor Álvaro Gálvez y Fuentes, conocido como El Bachiller, en este Kahlo lee un texto escrito por ella en 1949, ‘Retrato de Diego’. La grabación data de principios de los años 50, 1953 o 1954 y como ha informa el director de la Fonoteca, Pável Granados, a los medios mexicanos, «es una voz marcada por su dulzura e indiscutible belleza». «Esta intervención no está grabada en un estudio, sino en el exterior, con un grabador portátil», ha añadido.

El hallazgo se está tratando con cautela. Aunque tras terminar su intervención, el presentador del programa la menciona y asegura que es la artista mexicana, desde la consejería de Cultura del país no lo quieren asegurar al 100%. “Es un hallazgo que tiene muchos elementos que pueden identificarse como la probable voz de Frida Kahlo, sin darlo como cierto al 100%”, explicaba la secretaria de Cultura, Alejandra Frausto.

La grabación tiene una duración de 2 minutos y en ella describe así a Rivera: “Es un niño grandote, inmenso, de cara amable y mirada triste. Sus ojos saltones, obscuros, inteligentísimos y grandes están difícilmente detenidos, casi fuera de las órbitas por párpados hinchados”.

Se halló gracias a una visita de Pável Granados al locutor Manuel de la Vega en enero, del mismo programa que El Bachiller, que le aseguró que tenía una grabación de Diego Rivera cantando. Cuando la escucharon, se encontraron con este perfil de Kahlo. La grabación ha sido sometida a un análisis que ha descartado que se trate de una locutora profesional, tanto por las pausas como por las respiraciones. Además, esta grabación la ha escuchado Guadalupe Rivera Marín, hija de Diego Rivera, que asegura que se trata de la mexicana, y al nieto León Trosky, que aunque ha mostrado dudas afirma que es muy dificil recordar su voz 60 años después.