El colectivo Red Vértice, que agrupa a las principales asociaciones de profesionales de la traducción, la interpretación y la corrección con presencia en España, ha manifestado este miércoles su solidaridad con los impagos a los proveedores de la editorial Malpaso, especialmente a traductores y correctores.

Según ha informado en un comunicado, han destacado su «total solidaridad» con los profesionales afectados y con todos aquellos que han vivido un conflicto similar.

Han recordado a las empresas que contraten cualquier tipo de servicio profesional que la ley establece un plazo por defecto de 30 días para liquidar las facturas y que los trabajadores, cumplen con sus obligaciones fiscales dependiendo de la fecha de la factura emitida, no de la fecha de cobro: «Un impago implica un problema grave de liquidez para estos profesionales».

La red ha reivindicado unos honorarios acordes con el coste real del trabajo desarrollado, de los conocimientos necesarios para desarrollarlo correctamente y de la vida, además de unas condiciones que faciliten un correcto desempeño del trabajo, unos plazos de entrega razonables y el respeto de la normativa de prevención de riesgos laborales.

En el caso de Malpaso, y ante el anuncio de la editorial deudora de proceder al pago dentro de unos meses, la Red Vértice ha avisado de que «permanecerá atenta al cumplimiento de este compromiso».

Además, ha destacado a importancia del asociacionismo como herramienta de defensa de la dignidad e integridad de la profesión, y ha dicho que en todos los casos de esta naturaleza, este colectivo actuará para velar por los intereses de los miembros de todas sus asociaciones.