Andrea Camilleri (Porto Empedocle, 1925) ha muerto en el hospital romano de San Spiritio. Llevaba 25 días ingresado después de que le diese un infarto. Escritor constante, contaba con más de 100 obras publicadas, traducidas a decenas de lenguas y con el titulo de uno de los mayores exponentes de la novela negra a nivel mundial.

Fue el padre del comisario Montalbano, el hombre que no se separaba de su cigarro y el que cada año presentaba una aventura distinta. Nació hace 93 años en la localiad de Porto Empedocle, en la parte sur de la isla de Sicilia. Aunque a mediados de los años 40, Camilleri se matriculó en la carrera de letras, no llegó a acabar sus estudios. Puede que por falta de tiempo, ya que lo dedicaba todo a escribir.

Empezó publicando cuentos y poesía y en 1954 quiso entrar como funcionario en la Radiotelevisión italiana. Pasó las pruebas pero su ingreso se pospuso algunos años por su afiliación al Partido Comunista.

No fue hasta 1978 cuando publicó su primera novela,  Il corso delle cose. Tenía 52 años. No sería hasta sus casi 70 cuando conseguiría el éxito literario con La forma dell’acqua, la primera aventura del comisario Montalbano, que se publicó en 1994. El nombre de este personaje, protagonista de decenas de libros, lo puso en honor al escritor español Manuel Vázquez Montalbán. El Perro De Terracota (1996), El Ladrón De Meriendas (1996), La Voz Del Violín (1997), La Excursión a Tindari (2000), El Olor De La Noche (2001), Un Giro Decisivo (2003), La Paciencia De La Araña (2004), El Primer Caso De Montalbano (2004) o Ardores De Agosto (2006), son algunas de ellas.

Camilleri no dejó de escribir nunca e incluso, como aseguró en una entrevista al diario El Mundo, el último de Montalbano se encuentra en manos de su editorial. «Antes de arrepentirme, me puse inmediatamente manos a la obra y escribí el libro en el que muere Montalbano. Cuando lo acabé se lo mandé a Elvira Sellerio, mi editora entonces, con la indicación de que lo metiera en un cajón y que no lo publicara hasta que yo decidiera hacerlo o hasta mi muerte. Y ahí sigue, en el cajón»

El escritor italiano es el más leído en su país y ha llegado a vender 35 millones de libros. Fue ganador del prestigioso premio de novela negra Pepe Carvalho en 2014 y desde que un glaucoma le dejase ciego dictaba cada una de sus novelas.