Fiscales de Estados Unidos han retirado este miércoles los cargos por agresión sexual presentados contra el actor Kevin Spacey, después de que el hombre que le acusó se negara a testificar.

El fiscal de distrito Michael O’Keefe ha subrayado que la decisión ha sido tomada «debida a la ausencia del demandante», según ha informado la cadena de televisión estadounidense CNN.

El hombre que acusó a Spacey pidió la desestimación voluntaria de la demanda en la que se acusaba a Spacey de «conducta sexual explícita y conducta lasciva», según su abogado, Mitchell Garabedian.

Garabedian declinó hacer más comentarios sobre esta decisión. Spacey, quien ganó un Oscar en el año 2000 por su papel en American Beauty, se declaró inocente del cargo de agresión indecente, sucedida supuestamente en un bar en la isla de Nantucket.