El director del Instituto Cervantes, Luis García Montero, ha presentado esta mañana El español en el mundo 2019. El poeta, acompañado por la vicepresidenta del gobierno en funciones Carmen Calvo, ha asegurado que el español es más que un vocabulario, «abarca una serie de valores, una manera de entender la realidad, una forma de sentirse en una comunidad».

Para Montero, vivimos momentos complejos. «Están surgiendo formas de intolerancia, identidades entendidas desde la sinrazón y frente a los totalitarismos, las conductas supremacistas, las vocaciones de ruptura; la cultura que representa el español es una cultura de identidades abiertas, de firme convencimiento de los valores democráticos y humanos y con la firme propuesta de representar una España democrática.La lengua es la fiel compañera de la democracia».

En 2060 EE.UU. será el segundo país con más hispanohablantes del mundo»

La directora académica del Instituto, Carmen Pastor, ha entrado a valorar más en profundidad el anuario. Ha recordado que comenzaron a publicar este informe en 1918 y que desde entonces se han abarcado casi todas las temáticas relativas al español. Ha sido ella la que ha señalado que «en 2060 EE.UU. será el segundo país con más hispanohablantes del mundo» y que ha dado paso a el profesor de filología de la Universidad de Alcalá, David Fernández Vítores que ha añadido que ya «somos 580 millones de hablantes del español con distinto nivel de idioma, convirtiendo al español en el cuarto idioma más poderoso del mundo».

Además, el peso en internet sigue siendo igual que el año pasado, el español la segunda lengua utilizada en redes sociales y la tercera en toda la red. Este año también se ha añadido un análisis de los usuarios en Linkedin, para ver como es su presencia en el ámbito de los negocios y «vemos que es utilizado fuera del ámbito hispanohablante, algo que es tremendamente positivo».

El acto lo ha clausurado la vicepresidenta del gobierno en funciones Carmen Calvo. «A mí como mujer en la vida pública lo que me preocupa en este momento es lo que significan las palabras en unos tiempos tan rápidos en los que se desenfundan cual armas», ha asegurado y ha añadido que «el gran instrumento que nos humaniza los estamos deteriorando al utilizarlo mal desde el punto de vista de su sustancia».