Joaquín Sabina se encuentra en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) y su situación es «estable» después de haber sido operado a causa de un «hematoma intracraneal», según el parte médico del Hospital Ruber Internacional, en el que se encuentra ingresado desde la noche de este miércoles, tras haber sufrido una caída durante el concierto que ofrecía en Madrid.

En declaraciones a Europa Press, los médicos aclaraban en la mañana de este jueves que «tras la caída sufrida en la noche de este miércoles en el WiZink Center de Madrid, Joaquín Sabina ha sido operado de un pequeño derrame en la cabeza» y añaden que el cantante «está bien».

«Ha terminado ya la operación y en un rato sacará un parte médico la clínica para todos los medios» al tiempo que han querido «tranquilizar a todo el mundo porque está bien». «Un par de días en observación porque está perfecto», han precisado, para añadir que estará «48 horas en observación».

El cantante, que se encuentra hospitalizado en la clínica Ruber Internacional de Madrid, ingresó anoche en el centro hospitalario mientras daba un concierto en el WiZink Center y sufrir una caída «fortuita» cuando se encontraba sobre el escenario, según la organización.

El percance tuvo lugar alrededor de las 21.00 horas, 30 minutos después de comenzar el concierto, cuando Sabina estaba sobre el escenario pronunciando unas palabras para presentar la mítica canción de ‘Mediterráneo’.

En ese momento, tropezó y cayó al foso por lo que se dio un fuerte golpe al precipitarse a la zona que separa el escenario del público. Inmediatamente fue atendido por el personal médico del recinto. Sabina se quejaba de un fuerte dolor en el hombro por lo que fue trasladado hasta un centro hospitalario de Madrid.

Joaquín Sabina, operado de urgencia por un derrame cerebral

Joaquín Sabina está siendo intervenido en estos momentos por un derrame cerebral en la Clínica Ruber de Madrid, según fuentes del hospital. El cantante se encontraba en la UCI tras la caída de ayer, que le provocó un «pequeño golpe en la cabeza», según ha confirmado a Efe su representante, José Navarro ‘Berry’.

«No estamos alarmados», ha asegurado Berry, pocos minutos después de que los médicos informaran a la familia del estado del cantante, que además presenta tres fisuras limpias en el hombro izquierdo que solo requerirán inmovilización.

El ingreso en la UCI es «el procedimiento normal» en un paciente con los antecedentes de Sabina, que tiene un complicado historial de salud, incluido un derrame cerebral en 2001.

Berry también ha señalado que el cantante «ha dormido y ha pasado muy buena noche».

Tras el «golpetazo brutal» que sufrió ayer al caerse del escenario del Wizink Center de Madrid, donde daba un concierto con Joan Manuel Serrat, Sabina fue trasladado a la clínica Ruber, donde se le apreciaron «tres fisuras limpias sin desplazamiento».