El Museo del Louvre de París ha cerrado este domingo sus puertas para una «reunión informativa» sobre el coronavirus en la que han participado la dirección y la representación del personal de la pinacoteca, ya que están preocupados por la epidemia.

«Reunión informativa sobre la situación de salud relacionada con las medidas de prevención COVID19 siguiendo instrucciones ministeriales transmitidas por las autoridades competentes. Retrasa la apertura del Museo del Louvre el domingo 1 de marzo. El museo no puede abrir en este momento», ha informado el propio museo en su cuenta en Twitter.

La dirección del museo no habría logrado convencer a los empleados y «disipar sus preocupaciones», ha explicado un representante sindical de la Confederación General de Trabajadores (CGT), Christian Galani. En total son 300 empleados que se reunieron en asamblea en la mañana del domingo y votaron «casi por unanimidad» acogerse al derecho de desistimiento.

«El Louvre no puede abrir este domingo 1 de marzo», ha informado la dirección del museo en un comunicado. La situación para el lunes aún es incierta.

Francia ha registrado 100 casos confirmados de infección por el nuevo coronavirus y es el segundo país de Europa por número de afectados, después de Italia. Las autoridades han impuesto restricciones como prohibir las reuniones bajo techo de más de 5.000 personas para frenar la propagación.

«El Louvre es un espacio cerrado que acoge a más de 5.000 personas al día. Existe una preocupación real por parte del personal», ha argumentado Galani.