Cultura

Antonio Pampliega gana el Premio Internacional de Periodismo Luchetta por un artículo escrito para 'El Independiente'

Los Premios Luchetta, dedicados a los derechos de los niños, han galardonado este año al periodista Antonio Pampliega por su trabajo reportajeado acerca del matrimonio infantil en Afghanistán que fue publicado en este diario hace poco más de un año. «Fue la primera vez que tenía la oportunidad de ir a Afghanistán y sentarme frente a un señor de 56 años para que me contara que se iba a casar con una niña de 15 años y que esa misma noche la iba a violar», explica el autor.

«Ese hombre la va a violar y pegar hasta que ella no pueda más y probablemente acabe suicidándose», añade. Y describe que lo peor de sus confesiones es la «naturalidad» y «ausencia de pudor» con la que el adulto explica la situación. «Sientes muchísima impotencia por no poder evitarlo… Por eso hay que publicarlo», zanja.

Pampliega confiesa estar orgulloso del trabajo realizado ya que cree que este tipo de periodismo «pone ojos al que no ve y voz al que no puede hablar». Precisamente, el Premio Internacional de Periodismo Marco Luchetta pretende tener «un ojo vigilante en las trincheras y suburbios del mundo, donde se pisotean los derechos infantiles». Por esta razón lleva diecisiete años recopilando y compartiendo miles de informes y correspondencias que provienen de las latitudes más extremas del planeta.

Este es uno de los motivos que hace especial ilusión al madrileño, y es que considera que a veces «nos olvidamos de los niños y de su papel en los conflictos», cuando son «los ojos más puros». «Un niño te mira y te cuenta cómo es la guerra y te lo crees porque tienen la inocencia en los ojos», expresa.

La organización del galardón ha felicitado a Pampliega a través de sus redes sociales «por el coraje y la profesionalidad con que cuenta las tragedias de la infancia que tienen lugar en el mundo», y la admiración ha sido recíproca, puesto que valora «que sea un reconocimiento internacional».

«Al final es un premio sincero porque estas personas no me conocen de nada y lo que han valorado únicamente ha sido mi trabajo», y es que hace alusión a que cuando le liberaron tras permanecer secuestrado por Al Qaeda 10 meses «en España nos querían dar muchos premios, pero no por nuestro trabajo, sino por el secuestro».

Para finalizar, el autor ha expresado su agradecimiento, «ya me había presentado con otros temas sobre Siria e Irak, y este me ha pillado totalmente por sorpresa», y añade que es importante «continuar contando estas historias».

Te puede interesar

Comentar ()