La consellera de Cultura en funciones de la Generalitat, Àngels Ponsa, ha asegurado este jueves que Sant Jordi se celebrará en espacios al aire libre, perimetrados y con control de acceso y aforo, y con paradas profesionales del sector del libro y la flor.

En declaraciones a Catalunya Ràdio recogidas por Europa Press, la consellera ha explicado que habrá un «protocolo específico» para la firma de libros, con aspectos como la distancia, espacios y priorizar la demanda previa.

Ponsa, que también ha dicho que podrá haber paradas ante las librerías y floristerías, ha dicho que prevé que sea un Sant Jordi que se pueda «extender» en días para facilitar una celebración segura.

Ha subrayado que, dependiendo de cada localidad, se podrían iniciar las actividades sobre el 21 de abril y que, cayendo Sant Jordi en viernes, el fin de semana se alargarán con actos al aire libre.

La consellera ha dicho que el plan ya está cerrado y avalado por el Procicat, pero que dadas las circunstancias de la pandemia puede haber «alguna variación» en algún territorio dependiendo de la evolución epidemiológica.