Peregrinos se hacen fotos elante de la catedral de Santiago de Compostela.

Peregrinos delante de la catedral de Santiago de Compostela. Rafa Ordóñez

Cultura

Los peregrinos vuelven al Camino de Santiago

El silencio en la plaza del Obradoiro se rompe por un estallido de aplausos y silbidos. Son peregrinos que celebran el final del Camino de Santiago. Pero el aplauso dura más de lo normal y se suma más gente. “He jincao rodilla”, nos explica Alberto. Llevaba una semana con el anillo guardado en la mochila y hacía todo lo posible para que su novia, Dori, no lo descubriera. “Pero ha salido bien, he llegado aquí, lo tenía pensado he jincao mi rodilla y me ha dicho que sí”, asegura mientras su prometida nos muestra el anillo de pedida.

Es el quinto Camino que hace este andaluz que viste camiseta del Betis, “esta vez desde Sarria (Lugo), cinco días andando”. Ha notado cambios con locales y albergues cerrados, pero no ha variado en lo fundamental: la gente que se encuentra en ruta mantiene el espíritu del Camino. “Te encuentras gente que va en el mismo rollo que tú y es buena gente. El Camino es duro, pero es gratificante”, afirma.

“Se está demostrando que el Camino de Santiago apetece, y así lo demuestran las caras sonrientes de los peregrinos de más de 50 nacionalidades que ya se pueden ver por la ruta. Están pasando entre 10 y 50 peregrinos diarios dependiendo si se toman datos en La Rioja, Navarra y Aragón o en León, donde poco a poco los peregrinos empiezan a sumarse para dar lugar al escenario gallego donde se junta el Camino Francés con otros caminos. La buena noticia sobre todo son las nacionalidades que están volviendo al Camino. Sobre todo europeos, pero empiezan a llegar desde más lejos”, afirma el presidente de la Asociación de Municipios del Camino de Santiago y alcalde de Logroño, Pablo Hermoso de Mendoza González

En la plaza del Obradoiro hay cerca de un centenar de peregrinos sentados en el suelo contemplando los detalles del frontal de la catedral que llevan siglos viendo los caminantes de todas las partes del mundo. En junio 15.000 peregrinos se registraron en la Oficina del Peregrino, normalmente por esta oficina que certifica la realización del Camino pasan un 80% de los peregrinos. Aún sumando un 20%, son pocos si se compara con cómo estaba la plaza antes de la pandemia, 55.000 hubo en junio de 2019, y aún menos si se compara con otro Año Santo Compostelano, pero son muy apreciados. Son la vida comparados con los 11 gallegos y un rumano que se registraron en la oficina en junio de 2020.

Hemos pasado de unos meses de una total falta de peregrinos y perspectiva a un momento de auge»

Segundo Pérez, delegado de peregrinaciones de la Catedral de Santiago

“Vivir esta recuperación desde el centro de peregrinación, cuando ya nadie daba un duro por ella, es conmovedor. Porque hemos pasado de unos meses de una total falta de peregrinos y perspectiva a un momento de auge y de búsqueda de grupos que quieren hacer el camino. Es una situación nueva que nos devuelve al periodo previo de pandemia”, afirma Segundo Pérez, delegado de peregrinaciones de la Catedral de Santiago en un encuentro por el Año Xacobeo.

Nava Castro Domínguez, directora de Turismo de Galicia, presente en el mismo encuentro, también incide en el optimismo. “Las expectativas son buenas, venimos de un confinamiento y una pandemia que nos impedía la movilidad, por ese motivo preparamos el Camino para adaptarlo”. Un esfuerzo que consideran está dando sus frutos. “Cuando llegas al Centro Internacional de Acogida, vuelves a ver las caras de alegría y emoción con las vivencias de cada uno. Vienen con la misma  emoción de antes de la pandemia, lo que quiere decir que el Camino sigue vivo y va a ser un dinamizador emocional para poder superar esta crisis».

«Creemos que es un buen año para hacer el Camino de Santiago pues la ruta está tranquila»,

Alcalde de Logroño, Pablo Hermoso de Mendoza González. FOTO:R.O.

Desde Astorga, el pasado 18 de junio un matrimonio de León partió con su hija para vivir una experiencia en familia y lo han conseguido. “Han vivido una experiencia increíble. La gente con mucho ánimo, con muchas ganas, después de todo lo que hemos pasado creo que es un aliento poder relacionarnos”, dice ella. “Hay muchos sitios cerrados, los albergues oficiales están cerrados, los privados están abiertos, hasta Sarria no vimos más ambiente”, afirma él.

Dos turistas toman algo en una terraza en la plaza del Obradoiro
Dos turistas en una terraza en la plaza del Obradoiro. R.O.

Pablo Hermoso de Mendoza González cree que la situación está cubriendo las expectativas e incluso con “más optimismo y más rápidamente de lo esperado. Creemos que es un buen año para hacer el Camino de Santiago pues la ruta está tranquila y los municipios jacobeos con sus albergues y su encanto están esperando a todas esas personas que necesitan respirar hondo e ir dejando poco a poco atrás la situación que hemos vivido. El espíritu jacobeo sanador, introspectivo y experiencial de la ruta les espera con todas las garantías sanitarias”, afirma el representante de los municipios del Camino.

Un futuro prometedor

Desde la Asociación de Municipios del Camino de Santiago, que mantiene estrecha relación con las asociaciones extranjeras del Camino de Santiago, les trasladan buenas perspectivas para agosto y septiembre cuando esperan más peregrinos pudiendo pasar del 25% de los peregrinos de un año prepandémico, en el que calculan que estamos en este momento, a un 50%.

Cuando apuntan a 2022, que todavía será Año Santo, las asociaciones del mundo jacobeo son optimistas y creen que “será un muy buen año con las pautas de vacunación ya finalizadas y muchas ganas por parte de parte de la sociedad de volver a vivir experiencias y regresar al Camino”. 

Te puede interesar

Comentar ()