Jean-Yves Ferri, guionista del nuevo cómic Astérix tras las huellas del grifo (Salvat), ha asegurado que el héroe galo «no va a ser portavoz de ningún movimiento, sea feminista o el que sea», defendiendo que «el humor está por encima del análisis político».

«Es necesario reírse y creo que el humor es un bien muy preciado que ahora está reculando», ha lamentado el guionista en una entrevista con Europa Press durante su paso por España para presentar el nuevo álbum, el 39º en la historia de los irreductibles galos.

En esta misma línea de la corrección política, al ser preguntado al respecto de las críticas recibidas por algunos números de Astérix por «discriminatorios», en concreto el ejemplar de Astérix en América, Ferri ha defendido el trabajo de los creadores de este personaje, René Goscinny y Albert Uderzo.

«No puedo hablar por los álbumes antiguos porque no los escribí yo, pero era la manera de ser de la época, no buscaban ofender porque eran obras casi convencionales. Sí es verdad que hoy se harían de otra manera, pero creo que la solución a todo esto es reírse de todo, incluido de uno mismo», ha apuntado.

«¿Podemos seguir siendo graciosos con algunos temas? Pregunto. Y creo que la respuesta es tratar de lograr un equilibrio, dejando de lado las cosas evidentes y apostando por un humor inteligente. Lo ideal sería no atacar nunca y reírse de todo, incluidos los galos. Reírse de uno mismo es la solución», ha defendido.

¿Una protagonista femenina?

Ferri no cree que en el futuro el protagonista principal de Astérix sea femenino –a la manera de James Bond en la nueva película–, pero sí que apunta a algo que le «gustaría ver algún día». «Creo que estaría bien conocer cómo una dibujante femenina ve a Astérix. Pero hace falta un editor», ha indicado.

En este nuevo álbum, Ferri y Didier Conrad (el dibujante) han introducido varios toques de actualidad, empezando por la aparición estelar de un personaje similar al escritor francés Michel Houllebecq. «Le hemos enviado el álbum firmado y está recibido, pero de momento no hay respuesta», ha comentado.

Además, ha añadido que, hasta ahora, no han recibido peticiones ni está en el horizonte la inclusión de algún rostro conocido de España. «Creo que a todo el mundo le agrada entrar en un Astérix, pero cuidado con lo que se pide o desea, que a ver dónde acaba ese personaje», ha comentado con humor.

En Astérix tras las huellas del grifo, Ferri ha reconocido que uno de sus objetivos ha sido el de sacar a su protagonista de «la zona de confort» –por primera vez en estos cómics, Astérix no bebe ni una sola vez de su poción mágica–. Además, también ha sido la primera vez que no han tenido de apoyo a ninguno de los creadores originales de las historias –Uderzo falleció en 2020–.

«Pero nuestra manera de trabajar no ha cambiado. Uderzo siempre estaba desde la distancia y cuando concluíamos, venía a ver cada lanzamiento y poco más», ha destacado. Sobre la influencia de la pandemia en este número, ha señalado que podría haber «hecho un álbum entero sobre ello», pero no quería. «No me apetecía, lo veo demasiado cercano», ha añadido.

Ferri, quien no quiere «dar pistas» del próximo número que preparan de Astérix, también se ha referido al guion inédito encontrado recientemente por la hija de Goscinny bajo el título Astérix en el circo. «No lo he leído y primero habrá que ver de cuándo es y si se trata de una obra muy del principio. Pero mi trabajo es ir por la dirección que quiero y esto cambiaría un poco el paradigma», ha concluido.