La actriz australiana Cate Blanchett ha llegado al Palau de las Arts de Valencia, el lugar que acoge este sábado la gala de los Premios Goya, destilando glamur y simpatía.

La actriz que recibirá el primer Goya Internacional no ha dudado en pararse a firmar autógrafos y tomarse fotografías con los admiradores que esperaban a los actores en la entrada del Palau.

Como cabía esperar, la actriz ha sido una de las más elegantes de la noche. Ha lucido un vestido, en tonos nude, con cadenas en forma de perlas en nácar, que nacen desde el cuello y dejaban al descubierto parte de su anatomía, un diseño de Armani con mucho movimiento también en la falda que refulgía con brillo de los focos.

La actriz aseguró esta mañana que, cuando recibió la llamada diciéndole que le daban el primer Goya Internacional, se quedó «sin palabras, porque el cine en español ha sido «un gran influencia» ella y citó, «obviamente», a Pedro Almodóvar y Alejandro Amenábar.