El Teatro Real ha presentado esta mañana su programación para la temporada 2023-2024 con la que el presidente de la institución, Gregorio Marañón,  ha reconocido que continúa "la carrera contra el tiempo" para recuperar los años perdidos en los que no entró apenas producción contemporánea.

"El Teatro Real tiene un agujero negro en su historia, que es esa época del siglo XX cuando estuvo cerrado desde el año 1915 hasta 1997, cuando se reabrió. Ahora toca programar la música de nuestro tiempo mezclada con lo clásico", ha reiterado Marañón, apuntando la búsqueda de la "temporada inolvidable".

El nuevo programa del coliseo madrileño incluye un total de siete óperas del siglo XX y dos del siglo XXI frente a las trece restantes. En total, serán también trece los títulos inéditos hasta la fecha en el escenario madrileño, con dos estrenos de óperas españolas y cinco de otras nunca presentadas en nuestro país.

Estrenos españoles y homenaje a dos divas

Los dos títulos nacionales serán La Regenta, tercera ópera de María Luisa Manchado Torres, con libreto de Amelia Valcárcel, en la que los temas fundamentales y universales de la obra de Clarín se asocian a una variada gama de leitmotivs; y el Tenorio, de Tomás Marco, que tras el estreno esta temporada de la zarzuela Policías y ladrones, presentará por primera vez en versión escénica su particular versión del mito de Don Juan, en una creación de la Agrupación Señor Serrano, con dirección musical de Santiago Serrate.

Además, el Real se guarda en la manga una serie de homenajes a personalidades musicales claves de su historia. Maria Callas y Victoria de los Ángeles, de cuyo nacimiento se cumplen cien años, serán homenajeadas a través de las dos óperas que las hicieron inmortales, Medea y Madama Butterfly, respectivamente.

Arnold Schönberg será recordado, en el 150º aniversario de su nacimiento, con Pierrot Lunaire, en el Teatro de la Abadía, y La espera, en el Teatro Real; y Gerard Mortier, exdirector artístico del Real, será el homenajeado de las funciones de La pasajera, de Mieczyslaw Weinberg, al cumplirse diez años de su fallecimiento.

Dos mitos para una "temporada inolvidable"

Dos mitos, uno griego (Medea según la tragedia de Eurípides) y otro medieval (Orlando furioso según el poema de Ariosto) presiden temáticamente la temporada. Basadas en el mito de Medea se presentarán por primera vez en el Teatro Real las óperas homónimas de Luigi Cherubini y Marc-Antoine Charpentier. La primera inaugurará la temporada con una nueva producción escénica concebida por Paco Azorín y dirigida por Ivor Bolton. La segunda llegará en una versión semiescenificada con William Christie, Les Arts Florissants y un elenco encabezado por Véronique Gens.

El presidente del Teatro Real, Gregorio Marañón, durante la presentación de la Temporada 2023-2024 en el Teatro Real. Matías Chiofalo / Europa Press

Inspiradas en el poema de Ariosto se estrenarán tres obras también inéditas en la historia del Real: La liberazione di Ruggiero dall'isola d'Alcina, de Francesca Caccini, primera ópera conocida firmada por una compositora, que dirigirá escénicamente Blanca Li, junto a Aarón Zapico, en la parte musical; Orlando de Georg Friedrich Händel, en la que volverán a trabajar juntos Ivor Bolton y Claus Guth; y Orlando Paladino, de Joseph Haydn, en versión de concierto con Il Giardino Armonico bajo la dirección de Giovanni Antonini.

Los maestros cantores de Núremberg, de Wagner, defiende la libertad del artista frente a las normas y las tradiciones y esta comedia seria traerá al Real la batuta de Pablo Heras-Casado, en una nueva producción con puesta en escena de Laurent Pelly.

Rigoletto, en la concepción de Miguel del Arco y bajo la estela de la indignidad de los actos de la manada, contará en el reparto con el tenor Javier Camarena; y Madama Butterfly, en la producción de Damiano Michieletto, delatará el turismo sexual también bajo la batuta de Nicola Luisotti.

Un Shakespeare de Calixto Bieito

Será asimismo estreno en España La pasajera, de Mieczyslaw Weinberg, al igual que Lear, de Aribert Reimann y con la producción dirigida por Calixto Bieito para la Ópera de París. Otro estreno en España será Halka, de Stanislaw Moniuszko.

Ermonela Jaho protagonizará La voz humana, de Francis Poulenc, con libreto de Jean Cocteau; y Malin Byström interpretará el drama psicológico de Ewartung (La espera), de Arnold Schönberg, sobre un texto de Marie Pappenheim. Descubrirán sus personajes de la mano de Christof Loy, responsable de la puesta en escena y el director musical Jérémie Rhorer.

Un hueco para el 'género chico'

Otra obra que da voz a una mujer sola es Pierrot Lunaire, que Arnold Schönberg compuso sobre los poemas simbolistas de Albert Giraud, revolucionando el lenguaje musical del siglo XX. Una ópera, una zarzuela y una opereta en versión de concierto, con orquestas invitadas, completan la programación: Carmen, de Georges Bizet, en la singular lectura de René Jacobs al frente de B'Rock y el Choeur de Chambre de Namur, con Gaëlle Arquez en el papel titular; la zarzuela Luisa Fernanda, de Federico Moreno Torroba, protagonizada por Elina Garanca, con la Orquesta de Sinfónica de Gran Canaria bajo la dirección de Karel Mark Chichon; y El murciélago, de Johann Strauss, con Marc Minkowski, Les Musiciens du Louvre y el Cor de Cambra del Palau de la Música Catalana.