Rossy de Palma gana para su carrera, poco a poco, parcelas de la interpretación y el Teatro Real era un espacio que no contaba en su trayectoria, una conquista que alcanza hoy para su “particular ochomil de teatros” como define la actriz. En esta proeza personal interpreta Silencio un monólogo cómico que hace de contrapunto entre las dos óperas —La voz humana (con libreto de Jean Cocteau y música de Francis Poulenc) y La espera (con libreto de Marie Pappenheim y música de Arnold Schönberg)— que tienen el drama del desamor y el abandono como temáticas. El tríptico se representa en alternancia con La Pasajera entre el 17 y el 28 de marzo.

El director de escena Christof Loyd eligió estas dos óperas para soprano por su temática similar de mujeres abandonadas por su pareja. Óperas de alta intensidad dramática; “el propio Schönberg dijo que su obra La espera —interpretada por Malin Byström— sintetizaba en 40 minutos lo que le pasaba por la cabeza una mujer en esta situación en sólo un segundo”, explica Loyd. 

Malin Byström, en 'La espera'.
Malin Byström, en 'La espera'. Javier del Real

Loyd pensó en Rossy de Palma como el personaje de Martha, un papel sin texto en La voz humana que es testigo de la dramática llamada de teléfono de una amiga que habla con su ex marido que vive con otra mujer y que interpreta Ermonela Jaho. De Palma acompaña en escena a Jaho para posteriormente interpretar su monólogo Silencio. “Este monólogo teatral hace de intermedio, que era algo que antes se hacía mucho en la ópera. Un intermedio que realza la fuerza de las dos obras, siempre se ha dicho en ópera que tres mejor que dos”, asegura el director de escena.

La actriz y el director han creado este monólogo con textos de Oscar Wilde, Bertolt Brecht y de la propia actriz. Se trata de una pieza que hace de bisagra entre la desesperación y el desamor de las óperas. La actriz reconoce que es un “un ave de paso en el Real” y afirma que su monólogo trasciende una nueva visión femenina que no quiere sufrir tanto ante el amor. "Las mujeres ya no estamos para estas cosas, estamos aprendiendo a amarnos a nosotras, que es el primer amor que deberíamos tener. Una manera de amar que nos haga sufrir menos”.

Ermonela Jaho en 'La voz humana'
Ermonela Jaho en 'La voz humana' Javier del Real

De Palma destaca que su papel sin texto en La voz humana es lo que más le ha sorprendido de su experiencia en el Real por su forma de involucrarse emocionalmente en el drama que interpreta Ermonela Jaho y que se aprecia en escena. Además pone de relieve —en tono humorístico— que una ruptura telefónica tiene hoy más valor: "Ahorate pueden dejar por whatsapp y ya no hace falta la voz". 

Las mujeres estamos aprendiendo a amarnos

Rossu de palm

Temática similar, óperas muy distintas

Pese a la coherencia temática de las óperas escogidas para este tríptico los lenguajes musicales de las dos óperas son muy distintos, como destaca el director musical, Jérémie Rhorer. "Por un lado tenemos el expresionismo con la intensidad cruda de los sentimientos insoportables de La espera de Schönberg y por otro lado La voz humana de Francis Poulenc con una estética con mayor riqueza armónica”, asegura Rhorer.

El Teatro Real homenajea a Schönberg en el 150 aniversario de su nacimiento, además de con el estreno de La espera con una serie conciertos que tendrán lugar en la Biblioteca Nacional y en el Museo Thyssen-Bornemisza a cargo del Cuarteto Meta4.