Historia

La “silla de Maceo”, la pieza histórica cubana que vuelve con Sánchez a La Habana

logo
La “silla de Maceo”, la pieza histórica cubana que vuelve con Sánchez a La Habana
Silla de Antonio Maceo y retrato del líder independentista.

Silla de Antonio Maceo y retrato del líder independentista.

Resumen:

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, entregará esta semana en La Habana la “silla de Maceo”, del general cubano y segundo jefe del Ejército Liberador de Cuba, Antonio Maceo, 121 años después de que fuera requisada como botín de guerra por el general mallorquín Valeriano Weyler y trasladada a Mallorca.

La pieza histórica, hecha de un tronco de palmera, viajará en la bodega del avión presidencial hasta la capital cubana, donde el propio presidente – que realiza este jueves y viernes la primera visita oficial a Cuba de un jefe del Ejecutivo español en 32 años-, la cederá al cronista de la ciudad.

En esta histórica silla el general cubano solía despachar y descansar y en la misma están inscritas sus iniciales (A.M.) y una estrella de la revolución. La pieza, cedida durante dos años por el Ayuntamiento de Palma, su actual propietario, formará parte de una exposición temporal sobre el militar cubano que se abrirá a principios de diciembre en el Palacio de los Capitanes Generales de La Habana.

Historia en una silla

El general nacido en Palma Valeriano Weyler y Nicolau fue nombrado capitán general de Cuba en 1896 y 1897 y su principal función fue la de intentar paralizar los intentos independentistas.

El general José Antonio de la Caridad Maceo y Grajales, nacido en la provincia de Santiago de Cuba y conocido como “El Titán de Bronce”, falleció a los 51 años en una emboscada de las tropas españolas el 7 de diciembre de 1896 cerca de la finca de San Pedro, a unos 35 kilómetros de La Habana.

La silla permaneció con los bienes muebles de los herederos del general Weyler hasta que en 1931

La silla permaneció con los bienes muebles de los herederos del general Weyler hasta que en 1931 la cedieron al Ayuntamiento de Palma, en la isla de Mallorca y capital del archipiélago balear.

La pieza se mostraba hasta hace muy poco en uno de los salones del Castillo de Bellver de Palma y antes en el Museo Histórico Militar de San Carlos de la ciudad mallorquina junto a otros elementos alusivos a las guerras de independencia de Cuba y Filipinas.