Tras la firma del Acta de Causas Matrimoniales de 1857, una ley que facilitaba el divorcio y causó gran revuelo en la Inglaterra victoriana, nace Los misterios de East Lynne de Ellen Wood.

La autora, quien vivió y murió en el siglo XIX, no solo pudo ganarse la vida con la literatura a pesar de que la sociedad de su tiempo la obligó a firmar profesionalmente como “la señora de Henry Wood” sino que gozó de un éxito comparable al de Charles Dickens y supo desafiar los estándares morales de la época abordando temas considerados “escandalosos” como el adulterio, los celos o el abandono del hogar y de los hijos por parte de una mujer casada.

Los misterios de East Lynne constituye una de las obras cumbre de la llamada novela sensacionalista británica

Los misterios de East Lynne constituye una de las obras cumbre de la llamada novela sensacionalista británica. Se trata de una obra que alcanzó un enorme éxito en la vida de la autora debido a su lúcido tratamiento de algunos de los asuntos más polémicos de la época: el adulterio de una mujer casada que decide abandonar a su marido y huye con su amante. De hecho, la moral de la época exigía que hubiera una penalización (como en el caso de Anna Karenina o Madame Bovary), pero el estudio psicológico de Lady Isabel Vane, la protagonista, es magistral.

Vane es una aristócrata sin perspectiva de futuro que acepta la propuesta de matrimonio de Archibald Carlyle sin estar enamorada de él. Tras la boda, se traslada con su marido a East Lynne, una antigua hacienda que su familia se vio obligada a vender y que ahora pertenece a Carlyle. Un cambio que lejos de acercarle a la felicidad será el inicio de una vida llena de engaños, fracasos y arrepentimientos. Un escandaloso retrato de la sociedad victoriana que lleva acabo un agudo análisis psicológico de las pasiones humanas.

No se trata de una mera parábola moral, Ellen Wood desarrolla un agudo análisis psicológico de las pasiones humanas

No se trata, sin embargo, de una mera parábola moral. Ellen Wood desarrolla un agudo análisis psicológico que lleva al lector a compartir toda la gama de sentimientos de la protagonista (celos, rabia, arrepentimiento), independientemente del juicio que le merezcan sus actos. Fue esta capacidad de suscitar la empatía del lector lo que convirtió a la novela en un auténtico bestseller.

Tras la muerte de Henry Wood en 1866, Ellen se convirtió en la propietaria y editora de la revista Argosy con publicaciones de autoras como Christina Rosetti o Julia Kavanaugh. Ellen Wood escribió más de treinta novelas y tuvo tanto éxito que fue traducida a varias lenguas, recibiendo elogios de autores como Lev Tolstói. Sus obras eran leídas en Inglaterra, Estados Unidos y Australia.

A pesar de la débil salud que la acosó durante toda su vida, fue una escritora muy prolífica. Un importante número de sus textos quedaron inéditos tras su muerte en 1887 y fueron publicados póstumamente.