La ministra de Educación, Isabel Celaá, ha convocado a los editores de libros de texto a una reunión el próximo miércoles para conocer de «primera mano» los problemas actuales del sector.

En una primera valoración la portavoz del Gobierno ha dicho que los problemas que tienen los editores son «una derivada indeseada de la Lomce que habló de asignaturas troncales, de libre configuración, específicas y que hizo proliferar de forma desmesurada todos los libros de texto».

Celaá ha anunciado la reunión en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros después de que ayer la Asociación Nacional de Libros de Enseñanza (Anele) denunciase los «mecanismos bastardos» que usan las comunidades autónomas para que los libros de texto «digan lo que ellos quieren y no lo que la ciencia dice».