El cantante de La Unión, Rafa Sánchez, anuncia este jueves la disolución de la banda 36 años después de su fundación en 1984 en Madrid. «Por la presente comunico y autorizo la difusión de la circunstancia de que el grupo La Unión, que fundé y del que soy integrante desde su nacimiento, se está disolviendo y ello quedará materializado de manera inminente, cesando sus actuaciones y actividad como tal», explica en el comunicado remitido a Europa Press.

Y añade: «La situación viene gestándose desde hace ya tiempo, siendo plenamente conscientes de tal evolución los dos integrantes que formamos el grupo, tras períodos de conversaciones y con nuestras respectivas formas de interpretar la situación y nuestras propias perspectivas futuras». La situación actual «tan excepcional y la forma con que ha golpeado tan gravemente y nos ha condicionado a todos», y en concreto también a La Unión en su «vida y futuro artístico y profesional, ha precipitado este comunicado, su base y contenido».

«Por mi parte, me concentraré en mi carrera en solitario, aspecto en el que llevo trabajando y planificando bastante tiempo, lo cual, llegado el momento compartiré con todos vosotros, comunicándoos mis planes y proyectos», adelanta Rafa Sánchez. Para terminar, el cantante desea que Luis Bolín, su «compañero desde hace tantos años, encuentre también su sitio y su futuro, deseándole lo mejor».