Música

Cómo quiso Freddie Mercury que fuera su último videoclip: maquillaje y en blanco y negro

En Mayo de 1991, 'Queen' grabó el que iba a ser su último videoclip con su líder Freddie Mercury a la cabeza

Imagen de Freddie Mercury en un concierto

Imagen de la web oficial de Queen

Desmejorado pese a las capas y capas de maquillaje, sumamente delgado y con dos copas de más. Así, y «hasta desangrarse», grabó Freddie Mercury el que sería su último videoclip; y su último adiós.

El 30 de mayo de 1991, el emblemático vocalista de Queen hizo su última aparición en ‘gloria y majestad’. Fue en el videoclip de la canción These are the days of our lives, uno de los temas más representativos y trascendentes de Innuendo, el decimocuarto álbum de estudio de la banda británica.

Nada quedaba de la teatralidad y exhibicionismo característicos del Freddie Mercury que el público conoció en su máximo esplendor. Más bien todo lo contrario. These are the days of our lives mostró a un desmejorado rey del rock escondido tras el efecto en blanco y negro que disimulaba la palidez y estragos de la avanzada enfermedad que acabaría con su vida nueve meses después.

Mirándolo ahora, hay un montón de cosas que indican que Freddie estaba diciendo adiós»

brian may

«Pasaba horas y horas con la gente de maquillaje arreglándose para verse bien. Le costaba mucho estar de pie. Cuando lo hacía solía apoyarse en una mesita, bebía un vaso de vodka y decía: «Cantaré hasta que me desangre». Mirándolo ahora, en These are the days of our lives, hay un montón de cosas que indican que Freddie estaba en cierto modo diciendo adiós», declaraba el guitarrista Brian May en el documental Days of our Lives lanzado por la BBC en 2011.

La canción, escrita por Roger Taylor e inspirada en sus hijos, fue un éxito póstumo tras el lanzamiento del álbum. Tanto, que, sumada a la enorme trascendencia por su mensaje, debutó como número uno en el UK Singles Chart durante cinco semanas consecutivas, y recibió un Brit Award de la Industria Fonográfica Británica a Mejor Sencillo en 1992.

Cuatro meses después de la grabación de este videoclip, y tras una larga lista de rumores acerca de su estado de salud, Freddie Mercury emitió un comunicado en el que confirmaba las complicaciones que sufría por su infección del VIH. Freddie murió a los nueve meses de aparecer Innuendo, en noviembre de 1991, y aunque el sida apagó su poderosa voz, su legado sigue muy vivo.

Comentar ()