Música

La reconstrucción de Adele: desde su silencio hasta su reaparición musical

Adele en 2021

Ya han pasado seis años desde que la majestuosa cantante de soul y pop, Adele Adkins, decidiera lanzar su último álbum despidiéndose de la manera más antíteca posible con Hello. Ahora, la cantautora británica regresará para deleitarnos con su Easy On Me el próximo 15 de octubre.

Tras más de un lustro de retiro social después del lanzamiento de su último disco y vivir radicales cambios en su vida como la separación del padre de su hijo o la del mediático cambio de imagen al que sobrevivió hace un año, la cantante mezzosoprano ya tiene fecha para su triunfal regreso a la vida pública. Y no ha sido otra sino ella, la encargada de anunciarlo ante más de 40 millones de seguidores a través de sus redes sociales, emocionando a todo el que le sigue los pasos.

La ganadora del Óscar a Mejor canción original por Skyfall 007, nos ofrecerá una nueva versión de ella misma en la que se la reconoce más fuerte: «antes prefería llorar, ahora elijo transpirar».

Era el año 2007, Adele había cumplido 19 años y trabajaba para su primer álbum al que llamó 19 por su edad, apostando por Hometown Glory como su canción debut. 19 fue lanzado en enero de 2008 alcanzando el número 1 en todas las listas de éxitos de Reino Unido, lo que la llevó a ser ganadora de dos Premios Grammy a Mejor Artista Nueva y Mejor Interpretación Vocal de Pop por una Cantante femenina. Cuatro millones de copias vendidas son la demostración del gran futuro que le esperaba a Adele.

Tres años pasaron hasta que la multinstrumentista decidiera lanzar su segundo álbum, también acorde a su edad. 21 contenía 11 canciones compuestas por la propia cantante. Su éxito fue tan rotundo que la responsable de Someone Like You llevó al programa Saturday Night Live al pico de audiencias, sobrepasando todos los niveles de audiencia alcanzados en los 14 años anteriores. La niña que fue abandonada por su padre a los dos años nos volvía a conquistar con Rolling in the Deep y así adquiría su fama mundial.

Las comparaciones son odiosas pero no para equiparar a la cantauora británica con la talentosa cantante Amy Winehouse. Adele reconocía que Amy es solo fruto de su gran talento, llegando incluso a dedicarle a la compositora de Rehab una versión de Make you feel my love de Bob Dylan, agradeciendo la gran influencia de Amy en su carrera, quien fue a su misma escuela de canto.

En 2015 Adele lanzaba el que sería su último álbum antes de su silencio. Con 2 años más, la cantante titulaba el álbum 25 como reflejo de su vida y del estado de ánimo que tenía a los 25 años.

Tras sufrir el ‘bloqueo del escritor’ Adele nos absorbió con su embaucadora canción Hello. Ganadora de tres Grammys y después de embarcarse en una importante gira mundial, Hello le sirvió de evasiva para decirle adiós a una vida llena de logros y sueños cumplidos. Adele desaparecería durante seis años de la vida pública.

Un texto en su cuenta de Instagram bastaría para que la cantautora permaneciera en el más sucumbido silencio durante los próximos años. ¿La razón? Un sobreesfuerzo habría perjudicado sus cuerdas vocales.

La ganadora de un total de 15 Premios Grammy nos volvía a deslumbrar el año pasado, esta vez con su drástico cambio físico. La cantante sorprendía a sus seguidores el día de su 32 cumpleaños tras reaparecer con una publicación en su Instagram para promocionar así que volvía al programa de televisión de humor Saturday Night Live. Y lo hacía de la manera más cómica posible: “Sé que me veo realmente muy diferente a la última vez que me visteis, pero debido a las restricciones de Covid-19 y las prohibiciones de viaje, tuve que viajar ligero y traer solo la mitad de mí, así que esta es la mitad que elegí”.

Adele ha sufrido estos años una época de cambios, después de que se divorciara del padre de su hijo, Simon Konecki, en abril de 2019 a la cantante se la vio en múltiples salidas nocturnas que compartía con otras celebridades. Ahora vive feliz junto al agente de la NBA, Rich Paul, del que afirma que «es jodidamente divertido y muy inteligente». «Salí con otras personas antes de conocer a Rich, pero les resultaba estresante que les vieran conmigo, por lo que ocultaba las cosas y nunca evolucionaban porque nunca podías experimentar la vida juntos. Mientras que a Rich no le agota en absoluto».

Poco tiene que ver la Adele de 2021 con la que lanzó hace seis años 25. Ahora, tras seis años de silencio, Adele está de vuelta, y no se trata de un clickbait como el regreso de El Canto del Loco. En este caso, la cantante dio una pista definitiva publicando en sus redes sociales un adelanto del que será el video de su nueva canción, Easy On Me. Imágenes en blanco y negro, un coche antiguo y una power ballad anticipan el próximo éxito de la cantante. Con un 30, a pesar de tener 33 años, Adele bombardeaba la imagen de perfil de todas sus cuentas. El single se publicará el 15 de octubre y después saldrá a la venta su cuarto trabajo discográfico, 30, un álbum sobre «la autodestrucción, la autorreflexión y una especie de autorredención».

Como si de una confesión se tratase, Adele, portada simultánea de la edición británica Vogue y Vogue edición estadounidense el próximo noviembre, explicaba que el gran significado de su nueva canción –Easy On Me– va referido a su divorcio. Los errores que se cometen en las parejas o en las primeras citas tras la ruptura. Una canción que para ella es sinónimo de enseñanza, para enseñársela a su hijo Angelo y así mostrarle «cómo espero que trate a su pareja, ya sea una mujer, un hombre o lo que sea».

La cantante reconoce lo que la mayoría de la población mundial sufre hoy en día a raíz de la pandemia. La ansiedad la ha atacado con frecuencia y precisamente esa es la mayor razón de su pérdida de peso. «En un periodo de dos años perdí 50 kilos a puerta cerrada» y el hecho de no compartir ese proceso públicamente fue lo que provocó tal reacción mediática, derivando en una gran sorpresa para muchos de sus seguidores. «Estamos acostumbrados a que la gente documente todo en Instagram, y la gran mayoría en mi situación, lograría un contacto con una marca dietética. No me importa una mierda. Lo hice por mi y por nadie más. Entonces, ¿por qué iba a compartirlo?». Para Adele fue una gran salida a su ansiedad el hacer ejercicio con el que asegura que se sentía mejor. «Nunca se trató de perder peso, siempre se trató de volverme fuerte y dedicarme un tiempo todos los día sin usar mi teléfono».

Te puede interesar

Comentar ()