Si el estrés es lo que más acusan los directivos, los trabajadores de oficina suelen acusar problemas de vista y cervicales. Y, ¿qué les pasa a los autónomos? Falta de sueño y tensión por la toma de decisiones son de los problemas más comunes.

Para cada una de estas dolencias hay un deporte adecuado, para el cual la compañía de wellness corporativo Gympass recomienda una serie de ejercicios. Unas recomendaciones que, más allá de mitigar las dolencias, contribuyen a mejorar la salud física y mental -y, con ello, incrementar la productividad y el bienestar en el trabajo.

Perfiles de oficina (administrativos, ejecutivos…) son los que se duelen más de problemas cervicales, fatiga visual, dolor de espalda y el llamado “codo de ratón”. Para ellos, los profesionales recomiendan la natación, un ejercicio que ayuda a relajar y fortalecer los músculos, desentumecer las articulaciones, mejorar la resistencia cardiovascular y facilita el descanso nocturno.

Altos directivos y empleados de banca de inversión, consultoría o bolsa están sometidos a altos niveles de estrés y fuertes impactos emocionales, así como a horarios frenéticos. La falta de tiempo y la tensión de la toma de decisiones hacen que el running sea la mejor actividad física para este perfil. Permite liberar la mente al poder practicarse al aire libre.

Los autónomos y pequeños empresarios, que tienen que liderar a sus equipos a la vez que ven crecer sus negocios y luchan contra las adversidades del día a día, suelen acusar cansancio por falta de sueño, dolencias musculares y problemas como las migrañas. Estos perfiles pueden ver en el crossfit a su principal aliado. Esta disciplina deportiva, tan de moda, conlleva un aumento de fuerza muscular y resistencia al esfuerzo físico, ayuda a controlar el cuerpo y fortalece el espíritu de equipo.

Los profesionales de protocolo, diplomacia u organización de eventos, que además suelen estar parte de su tiempo viajando, sufren de hinchazón de piernas, problemas de circulación y retención de líquidos. Actividades como el yoga o el pilates son perfectas para entrenar el cuerpo de cara a las exigencias de este tipo de trabajos, relajar la mente y mejorar la oxigenación y la estabilidad emocional. También son importantes los ejercicios de fuerza que mejoran la circulación.

Los creativos, publicistas y trabajadores del sector del marketing y las relaciones públicas, siempre trabajando a contrarreloj para cumplir con todos los planes de sus clientes, sufren altos niveles de tensión, dolores musculares y ansiedad. En los últimos tiempos, el boxeo está ganando fama, sobre todo entre los millennials, porque favorece el control de impulsos, la liberación de endorfinas y fomenta la autoconfianza y el trabajo conjunto de mente-cuerpo.

Los freelances o perfiles comerciales, que tienen que trabajar de forma “solitaria” o hacer malabares entre reunión y reunión, encontrarán en las actividades colectivas como la danza, una actividad para mejorar su coordinación y flexibilidad corporal, aumentar sus niveles de energía y estimular su convivencia social.