La idea de convertirnos en cyborgs nos parece aún un poco lejana (y quizás friki), pero algunas de las tecnologías que llegan nos recuerdan, al menos, a los robots de las películas de ciencia ficción. Una de las últimas se ha gestado en Córdoba, de la mano de dos jóvenes – un ingeniero electrónico, y un químico – y es la primera camiseta que enfría y calienta tu cuerpo a la temperatura que le indiques desde tu smartphone.

El sistema de esta camiseta funciona con el voltaje equivalente a dos pilas pequeñas

Wendu Wereable, que de momento hace camisetas pero ya piensa en pantalones, ropa de trabajo e incluso túnicas para el desierto, es la primera prenda que se atempera de 20 a 40 grados para proporcionar calor o frío a quien la lleva puesta.

El sistema es sencillo, no pesa y es completamente seguro pues lleva un voltaje equivalente a dos pilas pequeñas, según el padre de esta criatura, el ingeniero David Requena: «Conocí este tipo de tecnología mientras trabajaba en una empresa de dispositivos médicos y empecé a hacer diseños con menor potencia para aplicarlos a la ropa. Trabajando en otra empresa conocí a Fran Navas, químico y doctorando en materiales, le conté mi idea y nos pusimos trabajar en el prototipo» , recuerda Requena.

David Requena y los trabajadores y socios de Wendu Wereable.

David Requena y los trabajadores y socios de Wendu Wereable.

Así, en diciembre de 2016 constituyeron la sociedad a la que se unió otro empresario cordobés, Sergio Rodríguez, y que unos meses más tarde completaría otro socio capitalista estadounidense. Ahora, entre socios y empleados – otros ingenieros, un diseñador de moda y un coordinador de marketing, son ocho las personas que le han dado su forma  definitiva estas camisetas del futuro.

Wendu, temperatura en chino

Wendu Wereable (wendu es temperatura en chino y wereable es usable o ponible) es una prenda de punto de algodón que lleva insertas en electrónica flexible en cinco puntos del pecho y espalda y protegidas por una especie de silicona fina que permite que la prenda pueda ser lavada hasta a 30 grados. «A través de cámaras termográficas vimos como las zonas del cuerpo que cubre una camiseta y más se calientan son el pecho y la espalda, por lo que lo más eficaz para aclimatar el cuerpo es calentar esas zonas. Así, trabajamos en cinco puntos de ambas zonas que provocan que cuando se programa para calentar, el calor que se siente es como el de un abrazo», afirma Requena.

Cuando se programa para calentar, el calor que se siente es como el de un abrazo», afirma Requena

Ese calor o frío se consiguen a través de vibración de electrones: «El voltaje es el de un mando a distancia y funciona porque transmite vibración a los electrones que, según vayan más rápido o más despacio, al contacto con la piel hacen que ésta se ponga a la misma frecuencia y eso vaya dando sensación la térmica programada», explica Requena.

Pero para que la camiseta caliente o enfríe es necesario conectarla a la «wendu station», un dispositivo rectangular de 40 gramos de peso que se une a la zona superior derecha de la camiseta a través de cuatro puntos magnéticos y que es el corazón de la tecnología. «Se conecta a la prenda y se enciende desde el móvil con una simple rueda con la que seleccionas los grados de temperatura. Pasa de 20 a 40 grados en menos de dos minutos y puede estar a pleno rendimiento entre tres y cinco horas», añade el cordobés.

La wendu station carga a través de un micro usb y tarda en torno a una hora

La wendu station se carga a través de un micro usb (el cargador más común para móviles) y tarda en completar la batería alrededor de una hora. El ciclo de vida de Wendu Wereable es de dos a tres años y puede lavarse tantas veces se necesite (sin la station).

¿Y si se nos acaba la batería del móvil, podemos helarnos o asarnos? «No… basta con desconectar la wendu station y el sistema se apaga inmediatamente», aclara el ingeniero.

A la venta en septiembre de 2018

Requena y sus socios han invertido hasta el momento 200.000 euros en la tecnología pero ahora, para la producción de la primera partida de wendus han recurrido al crowdfunding, es decir, microfinanciación de los propios consumidores. «Hemos lanzado una campaña en kickstarter para que todo aquel que quiera reserve el producto pagando 115€ [luego valdrá 149€]. Así financiamos la producción, que se hará íntegramente en España y esperamos esté lista como muy tarde el próximo septiembre», afirma Requena.

En esta primera partida se lanzan dos modelos, uno más deportivo y otro de vestir, en tallas para mujer y hombre que van desde la S a la XL (y XXL para hombre).

Los empresarios están financiando la primera producción por crowdfunding

Los cordobeses están ya en contactos comerciales con Estados Unidos y países árabes, donde la tecnología ya ha sido muy valorada, afirma Requena, por las altas temperaturas que se sufren en el desierto. «Se han interesado los árabes, pero también el sector sanitario, ya que hay algunos medicamentos que desequilibran la temperatura corporal y esta tecnología les puede ayudar a regularla», concluye Requena.